El coste por absentismo en términos de prestaciones económicas a cargo de las mutuas ha ascendido a 67,06 millones de euros (un 10% más que en 2017) mientras que el coste directo a cargo de las empresas ha representado 47 millones de euros (un 2,02% más que el año anterior), han informado Fecir y la (AMAT).

Estas cifras se han mostrado este lunes durante el transcurso de la jornada ‘El Coste del Absentismo Laboral en Ciudad Real’, celebrada en el Museo Municipal , a la que han asistido medio centenar de empresarios de la provincia.

El coste del absentismo laboral por ITCC en Ciudad Real equivaldría a 9.064 jornadas anuales de trabajo perdidas o, lo que es lo mismo, el equivalente a que más de 6 de cada 100 trabajadores no hubieran acudido a su puesto de trabajo ningún día del año en 2018.

Todos estos datos ponen de relieve el incremento del gasto en prestaciones por ITCC al que hacen frente las empresas, que equivaldría a un coste teórico de 441,40 euros por trabajador en 2018, frente a los 331,59 euros de 2014. Es decir, el desembolso es un 33,12% superior.

Para el presidente de Fecir, , “el primer problema lo tiene el trabajador, y después la empresa. El peso recae sobre los compañeros de trabajo, sobre todo en un territorio de pymes, micropymes y autónomos”.

El presidente de la Comisión de Seguridad Social de CEOE, , ha defendido la labor de las mutuas, “un fantástico instrumento al servicio del trabajador, ya que cuando interviene este queda plenamente satisfecho”.

Barato, además, ha pedido que las mutuas tengan más libertad de gestión y capacidad de dar el alta en patologías traumatológicas, “que es su especialidad, lo que hacen cada día, y lo que hacen francamente bien”.

El presidente de Cecam, Ángel Nicolás, ha querido recordar a los empresarios que “las mutuas son vuestras”, ya que “no pagan, sino que gestionan el dinero de los empresarios”. Y ha criticado también que “cada día nos suman nuevas prestaciones sin ingresos, si siguen así el sistema va a colapsar”, ha advertido.

Por su parte, el director gerente de AMAT, Pedro Pablo Sanz, ha explicado que los motivos por los que se produce el absentismo laboral son la burocracia administrativa, la excesiva carga asistencial de los servicios públicos de salud, que provoca un aumento de las listas de espera, y el uso abusivo de la prestación.

NÚMERO DE BAJAS MÉDICAS

En Ciudad Real se contabilizaron 27.504 procesos de Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes en 2018, un 3,20% más que en el ejercicio anterior. Si se amplía la perspectiva a los últimos cinco años, el incremento ha sido del 26,98%, desde los 21.660 procesos que se produjeron en 2014. En cambio, la población trabajadora ha crecido, en ese mismo periodo, menos de la mitad (un 12,24%), pasando de 131.573 trabajadores en 2014 a 147.677 en 2018.

La incidencia media por cada 100 trabajadores se ha mantenido respecto al ejercicio anterior, con una ligera subida del 0,46%. Por el contrario, la duración media de estos procesos se ha reducido un 2,92%, y se sitúa en 71,90 días, muy por encima de la media nacional, que es de 42,39 días.

En cuanto a las principales patologías traumatológicas que motivan la baja médica en la población protegida por las Mutuas (el 81,55% de los trabajadores en Contingencias Comunes y el 99,20% en Contingencias Profesionales), habría que destacar las afecciones de espalda, problemas de articulaciones, de columnas, tendinitis, esguinces y torceduras.