La concejal de Acción Social, , ha explicado que a través de esta Mesa del Frío se intenta “paliar” la situación de las personas que duermen en la calle para que estén “en las mejores condiciones”. Este miércoles se atendió a 10 personas, de las que una quiso ser trasladada al Albergue Jericó que gestiona Cáritas, y otras 9 optaron por permanecer en la calle, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Hinojosa ha informado de que durante el invierno, “cuando la temperatura mínima baja de 5 grados, la vida de las personas empieza a correr cierto riesgo, por lo que se activa la Campaña del Frío y nos coordinamos con , Protección Civil, Cruz Roja y Cáritas, y contamos con alojamientos como hostal o pensión para albergar a las personas que quieran tener interés en irse a dormir a cubierto. El objetivo es que no se quede nadie que quiera dormir a cubierto en la calle”.

Cruz Roja Española atiende todos los días con voluntarios a las personas que se encuentran en la calle con comida caliente y kits de aseo para cubrir las necesidades básicas de estas personas. Y quienes quieren empezar un proceso de recuperación son atendidos por Caritas en el Albergue Jericó.

La concejal ha dicho que habitualmente son entre 12 y 15 las personas que son atendidas, y no hay un perfil concreto de personas que duermen en la calle, aunque suelen ser hombres y con edades superiores a los 45-50 años.

El Plan de Frío se activa en cuanto la temperatura baja de los 5 grados y permanece activo todo el invierno. Y si fuera de esta estación en algún momento sobreviene alguna bajada de temperaturas, también se activa el protocolo.