Los aparatos de vía son dispositivos formados por la combinación de desvíos y travesías, que permiten la conexión y el cruce entre distintos itinerarios. Por su parte, los desvíos son elementos fundamentales en la infraestructura ferroviaria, ya que permiten bifurcar una vía en otras dos y son necesarios para el correcto encaminamiento de los trenes a lo largo del trazado férreo, ha informado Adif en nota de prensa.

La adjudicación a la empresa Amurrio Ferrocarril y Equipos se ha dividido en dos lotes. Así, el lote uno cuenta con 11 desvíos tipo C1 y dos encarriladoras correspondientes al trayecto Brazatortas-Veredas-Guadalmez (60,9 kilómetros), por importe de 1.365.573,18 euros (IVA incluido).

De su lado, el lote contará con cinco desvíos tipo C1 y dos encarriladoras correspondientes al trayecto Guadalmez-Castuera (57,4 kilómetros), por importe de 697.231,54 euros (IVA incluido).

RENOVACIÓN DE VÍA

Los trabajos de renovación de vía en el trayecto Brazatortas-Castuera (118,3 kilómetros), que comprenden tanto el carril como las traviesas y el balasto, se han dividido en los siguientes tramos: Brazatortas/Veredas-El Madroñal-Guadalmez/Los Pedroches, que discurre por la provincia de Ciudad Real y que se divide en dos subtramos, Brazatortas/Veredas-El Madroñal, de 27,4 kilómetros y El Madroñal-Guadalmez/Los Pedroches, de 33,5 kilómetros de longitud.

El siguiente tramo es el de Guadalmez/Los Pedroches-Cabeza del Buey. Este tramo de 27,2 kilómetros discurre en la mayor parte de su recorrido por la provincia de Badajoz (Extremadura). Esta obra, actualmente en fase de adjudicación, ha sido licitada con un presupuesto de 11.885.719,20 euros (IVA incluido).

El último tramo es el de Cabeza del Buey-Castuera. Este tramo de 30,2 kilómetros, que discurren por la provincia de Badajoz, ha sido adjudicado por importe de 10.044.119,25 euros (IVA incluido).