Así lo ha resaltado el secretario general de CCOO-Industria, , tras la celebración de la primera de las dos jornadas que el sindicato ha dedicado este martes y dedicará el miércoles a “reflexionar sobre los problemas, las necesidades, fortalezas, oportunidades y debilidades del desarrollo rural en Castilla-La Mancha”, ha informado CCOO en nota de prensa.

Las jornadas están enmarcadas en la convocatoria del para promover “la participación de sindicatos de trabajadores de los sectores agroalimentario y medioambiental para la realización de proyectos de especial interés para el desarrollo y mejora de los trabajadores de los citados sectores”.

El día de hoy se ha centrado en el análisis de las situaciones de “explotación laboral y de fraude que se siguen produciendo” en el campo de CLM, especialmente durante las campañas agrícolas que en la región reclaman la fuerza laboral de decenas de miles de trabajadores temporeros; de sus causas y de las fórmulas para combatirlas y erradicarlas.

“Todos los participantes reconocen que el problema existe y que requiere la actuación consensuada no sólo de las administraciones central y autonómica y de la Inspección sino también de los agentes sociales, sindicatos y patronales; así como de la concienciación de los empresarios agrícolas y de la sociedad en su conjunto”.

Eduardo del Valle ha centrado su intervención en explicar la actuación directa de la Junta en materia de prevención de riesgos laborales, cuyo control “permite en numerosas ocasiones desvelar no sólo incumplimientos en esta materia sino también otros en contratación, fraudes a la seguridad social o directamente situaciones de explotación”.

José Herrera, por su parte, ha reconocido que “la explotación laboral y la trata de personas siguen siendo una realidad en el trabajo agrario”, ha apuntado los compromisos internacionales asumidos por el Estado español en la lucha contra el trabajo forzoso y ha subrayado que las directrices de OIT al respecto del trabajo “decente” reclaman no solo compromiso del Estado, también de los agentes sociales.

ha recordado que en nuestra región “los incumplimientos de la legislación laboral y de seguridad social en el campo han sido generalizados hasta hace muy pocos años y que siguen sucediendo, aunque ya no de forma tan extendida”. Y ha incidido en “la necesidad de concienciar, en especial a los empresarios”, y ha apuntado algunas de las causas que, a su juicio, “abren la puerta al fraude y la explotación, como la actuación de intermediarios”.

Por su parte, la secretaria de Empleo de CCOO CLM, , ha destacado la “relevancia económica, social y laboral” de las campañas agrícolas y la “importancia” que este trabajo estacional tiene para muchos temporeros.

UNA TARJETA LABORAL

El responsable estatal del Sector del Campo de CCOO-Industria ha hecho hincapié en la propuesta del sindicato de establecer una tarjeta laboral para los temporeros del campo, al igual que existe la tarjeta laboral de la Construcción. planteó también la necesidad de que las ayudas de la PAC vayan en función no tanto de las hectáreas que se poseen como del empleo.

Finalmente, el abogado ha explicado el funcionamiento de los Sistemas Especiales del Sector Agrario. Estos ‘Sistemas Especiales’ (hay tres) han dejado atrás el antiguo REASS, pero mantienen peculiaridades respecto al , tanto en lo que respecta a altas y cotizaciones como a prestaciones y acción protectora.