El decomiso se ha llevado a cabo en el marco del cumplimiento normativo referente a pesca. Según ha informado la (APAM)de Castilla-La Mancha en nota de prensa, uno de los trasmallos decomisados tenía 40 metros de largo por dos de ancho, mientras que otro rozaba los 185 metros de largo por 2,5 de ancho.

Desde APAM han señalado que aunque lo habitual es que los pescadores inspeccionados cumplan la normativa, sigue habiendo furtivos que desarrollan la actividad sin licencia, usan embarcaciones irregulares o emplean más cañas de las autorizadas, infracciones que los agentes proceden a denunciar y que llevan aparejadas el decomiso de los elementos empleados.

Durante los servicios, también se controla que no se utilice el fuego, se acampe o se estacionen vehículos salvo en lugares adecuados y se aprovecha para resolver numerosas consultas de los usuarios, facilitando su visita a ese u otro paraje y siempre agradeciendo la colaboración ciudadana para el cumplimento de la ley y para el auxilio de la fauna. Desde APAM han recordando que para cualquier incidencia en el medio natural los ciudadanos requieran al 112 la presencia del Cuerpo de Agentes Medioambientales.