Así, MAYASA, que forma parte del grupo de empresas públicas que componen la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), ha procedido a la reducción del valor nominal de sus acciones, que pasa a ser de 2.736 euros. El capital queda fijado en 10.684.080 euros, dividido en 3.905 acciones, según ha informado la empresa en su página web.

La junta general extraordinaria y universal de la sociedad ratificó el pasado 9 de abril esta resolución “para conseguir el restablecimiento del equilibrio patrimonial entre el capital social y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por pérdidas”, en cumplimiento de la Ley de Sociedades de Capital.

En este sentido, la reducción de capital acordada tomó como referencia el balance de la sociedad cerrado a 30 de junio de 2018, “debidamente verificado por el auditor de cuentas de la sociedad”, concluye el comunicado.