Ozores, visiblemente emocionada, ha comenzado su discurso precisamente con sus recuerdos en el Internacional de Teatro Clásico con la CNTC, donde aprendió “lo que es este oficio, con mayúsculas” y a “amarlo y respetarlo consiguiendo que el ADN Ozores entrara por otra ventana”, que no era la habitual en su familia, la de las tablas del teatro.

En su intervención, ha recordado anécdotas con Marsillach o con , grandes de la escena de los que aprendió, no solo de su talento sino también de sus miedos e inseguridades “porque los grandes también los tenían”, pero también de la magia buena que tiene la escena a través de profesionales como , o .

De Almagro recuerda las risas, el calor, la hermandad que suponía trabajar en la CNTC, las noches interminables… “Soy lo que soy como actriz y como persona por aquellas interminables noches en la y en Almagro. Así es que gracias por este premio que me ha sabido a gloria”, ha concluido la actriz.

CELEBRAR EL TALENDO DE ADRIANA OZORES

“Adriana, estás dotada para las artes plásticas, y en cualquier oficio al que te hubieras dedicado habrías dejado una huella de distinción y creatividad, pero un día la jovencita que eras decidió ser lo que había sido de siempre su familia, aunque abordando el arte de la interpretación de un modo radicalmente distinto. A eso se llama rebeldía, inconformismo, a eso se le llama coraje. Y ese ir a la contra, haciendo acopio de una fuerza interior que pocos imaginan, es lo que te ha hecho furiosamente singular”.

Así ha defendido la escritora Elvira Lindo a la homenajeada en esta edición del Festival, una talentosa actriz a la que ha defendido como humilde y reacia a escuchar a los halagos, que se inició en el mundo del teatro clásico de un genio como que supo ver, como director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, a una joven trabajadora y con talento.

“Él supo ver en ti, Adriana, lo que luego los demás disfrutaríamos porque tu talento es por un lado sutil y por otro está al alcance de cualquier espectador. Esa doble naturaleza de gran actriz y de actriz popular te viene dada por tu origen, por ese apellido al que diste la vuelta para que sonara igual pero singular y distinto”, ha subrayado Lindo.

Tras recordar parte de la trayectoria de Ozores, la escritora ha calificado a la actriz como una “heroína” que no sólo podría ser una auténtica protagonista de las del Siglo de Oro que ha encarnado como su vida se podría convertir en una historia propia llena de elegancia, discreción y talento” porque, ha dicho, “te entregabas, y entregas, generosamente a interpretar la vida de grandes mujeres iba construyéndose en ti un ser humano precioso, delicado y tenaz, que merece la pena conocer”.

LAS HEREDERAS DEL SIGLO DE ORO

El director del Festival Internacional de Teatro Clásico, , que ha actuado como maestro de ceremonias, ha abierto la entrega del premio con un alegato feminista en el que ha reivindicado el papel de las mujeres no solo en el teatro actual sino de las autoras del Siglo de Oro, cuya voz se escuchará con fuerza en esta edición del certamen dramático.

“Las autoras del Siglo de Oro —María de Zayas, , Sor Juana Inés— conquistan libertades para sus protagonistas femeninas e imaginan un mundo donde escriben, leen, hacen y sueñan libremente sin que nadie tenga que darles permiso. En esos mismos años los teatros isabelinos prohibían a las mujeres actuar”, ha recordado García.

García ha reconocido que todo el equipo de Festival de Almagro es consciente de su compromiso con el arte pero también con la sociedad, por lo que ha destacado que trabajan de forma “incansable” para hacer una programación que más allá de ser la mejor posible, y única en el mundo en el repertorio del Siglo de Oro, “supone la propuesta cívica, desde una instancia pública, de un modelo de convivencia. En los mejores versos residen las mejores ideas”.

Tras recordar y agradecer a México que sea el país invitado de esta edición, Ignacio García ha ejemplificado la apuesta del Festival de Almagro por la mujer en una “mujer del renacimiento” —como la ha calificado— en Sor Juana, “abanderada de las autoras del Siglo de Oro” que habrá esta edición (14), las directoras (26) y las dramaturgas actuales (23) presentes en el Festival.

“Ellas aportan otra mirada, otra sensibilidad. De Sor Juana se verá su teatro, poesía, música, estudios astronómicos y hasta su recetario mostrando una figura titánica” ha destacado García, quien ha relacionado ese talento con el de Adriana Ozores porque “son eslabones de una cadena irrompible de inteligencia y de conciencia que nos sigue gritando cada día. Adriana es este año nuestro Premio Corral de Comedias, y viene a engrandecer este galardón con su presencia hoy aquí, donde aún resuena su voz en tantos versos, ha concluido.

IMPORTANCIA DEL FESTIVAL

También ha intervenido el alcalde de Almagro, Daniel Reina, que ha alabado la elección de Ozores como premiada al tiempo que ha agradecido la presencia de México con innumerables actividades; mientras que el consejero de Cultura, Ángel Felpeto ha reivindicado la internacionalización del Festival de Almagro bajo la batuta de Ignacio García y ha reivindicado el papel del teatro en el desarrollo económico, ya que la pasada edición, con casi 50.000 euros, dejó 22 millones de euros en la provincia por lo que ha ratificado el compromiso de crear el .

En la parte de los discursos institucionales ha intervenido también el presidente de la Diputación de Ciudad Real, , que ha planteado un discurso reivindicativo poniendo como ejemplo la cultura como pilar contra la España ‘vaciada’, sin olvidar la importancia que espectadores y patrocinadores tienen en la organización de un certamen dramático que es un balón de oxígeno económico para la provincia.

A la vicepresidenta en funciones , , le ha pedido Caballero una política cultural que también sea vertebradora, un guante que la representante ha recogido recordando que ella también es de pueblo y nadie lo va a entender como ella misma, al tiempo que ha subrayado el papel de la cultura como garante de la democracia.