En Senegal, los tres artistas trabajan con los niños de la calle y en su estancia en el municipio manchego animarán distintos talleres y los alumnos convivirán con ellos. “Serán actividades de sensibilización para alumnos, profesores y familias que convivirán con ellos, con personas de otra raza y cultura”, ha explicado la profesora Felicia Riaza a los medios de comunicación.

“Una persona se acaba formando por las enseñanzas que recibe, por lo que espero que todo esto ayude a los jóvenes que estudian en el Instituto”. Además de la vertiente educativa, tiene otra solidaria, “ya que somos parte de proyectos beneficiarios del Ciclo de Cine Solidario de Alcázar de San Juan”, ha añadido Riaza.

Sobre cómo ayudan este tipo de proyectos al aprendizaje de los alumnos, el concejal de Educación, , ha señalado que “la educación pública se caracteriza por el encuentro de todos, y aquí se incluye a toda la población social. Hoy día, entre tanto discurso del miedo y rencor entre otros, está bien que la educación pública nos enseñe la danza y la cultura de otros lugares para acercarnos a ese otro”.

Desde el principio, el Ayuntamiento colabora con el proyecto, “sobre todo en cuanto a logística se refiere. Se realizarán talleres dentro de la escuela de música y también se han prestado instrumentos para ello”, ha puesto en valor Cuartero.

Por su parte, el director del Instituto, , ha defendido que “siempre seguimos con la tónica de estos años anteriores en cuanto a solidaridad se refiere. El germen de este proyecto comenzó hace tres años, a raíz del premio Vicente Ferrer de nuestros compañeros, que todavía está dando sus frutos”, ha dicho.

Por último, ha deseado que “durante este mes, estos tres compañeros senegaleses que están con nosotros disfruten y todas las actividades programadas salgan bien. Estarán un mes con una planificación exhaustiva del día a día, pasando por distintos departamentos”, ha concluido Acera.