De las nueve recomendaciones que han mejorado su grado de cumplimiento, cuatro de ellas asociadas a tratamientos muy frecuentes como el de infección de orina, la diabetes, la depresión o a la osteoporosis, lo han hecho con valores estadísticos de relevancia significativa. Del total, hay algunas recomendaciones cuyo impacto todavía no se puede evaluar, según ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

Esta plataforma, que inició su periodo de pilotaje en 2017 en la Gerencia , de Alcázar de (Ciudad Real), se apoya en la tecnología Big Data e inteligencia artificial para ayudar al profesional de Atención Primaria en la decisión clínica, facilitando así su labor diagnóstica y reforzando este ámbito asistencial.

Así, el sistema avisa en tiempo real en caso de que el paciente que está siendo atendido presente síntomas o alguna dolencia asociada a alguna de las 18 vías clínicas programadas, de manera que muestra a médicos y enfermeras las recomendaciones a aplicar en cada proceso asistencial.

Además, profundiza en el desarrollo de las estrategias de seguridad del paciente, ya que reduce posibles discrepancias entre la decisión del profesional y lo que marca la vía clínica correspondiente.

Asimismo, permite calcular de forma automática el grado de adherencia de los profesionales de Atención Primaria a las vías clínicas creadas por el propio Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y referidas a procesos asistenciales habituales en este ámbito asistencial.

En los dos años de funcionamiento, Sapiens se ha revelado como una herramienta de gran utilidad para los profesionales y los pacientes.

EXTENSIÓN EN ATENCIÓN PRIMARIA

Adicionalmente se dispone de un portal de explotación de toda la información procesada los últimos siete años, con más de 160 millones de informes analizados disponibles de 2,9 millones de pacientes, datos que permiten su análisis desde todos los centros del Sescam y sacar conclusiones sobre la mejora de la práctica clínica.

Una vez finalizado el periodo de pilotaje, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha comenzó en enero de 2019 el proceso de extensión de esta plataforma de ayuda al diagnóstico a todos los centros de Atención Primaria de la región.