La Fiscalía considera en su escrito de acusaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, que los hechos imputados al primero de los acusados son constitutivos de un delito de atentado a la autoridad en concurso ideal con el delito de lesiones, por el que ha solicitado una pena de dos años de prisión y ocho meses de multa a razón de una cuota diaria de 12 euros.

En cuanto al segundo acusado, el fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito leve de lesiones y solicita una pena de dos meses de multa de igual cantidad diaria al anterior.

El escrito explica que los hechos se remontan a julio de 2018 cuando ambos acudieron a un juicio en los juzgados de Ciudad Real a declarar y “con motivo de desavenencias asociadas al litigio judicial”, el primero de los acusados invitó al segundo a salir fuera a hablar, a lo se negó en un primer momento, accediendo finalmente.

Tras salir, L.F.P.H. amenazó a toda la Corporación municipal insultando al alcalde y acusándoles de estar preguntando cosas de él e invitándoles a preguntarle directamente “si algo” querían saber. A estas afirmaciones el escrito asegura que el teniente de alcalde contestó “usted está mal de la cabeza… te voy a quemar finca por los cuatro costados, te voy a buscar”, señalándole con el dedo índice.

Esto, según el fiscal, provocó que L.F.P.H., “actuando con la intención de menoscabar la integridad física de A.L.L y el principio de autoridad que representaba como miembro de la Corporación municipal”, le agrediera, propinándole dos puñetazos en el rostro como consecuencia de lo cual le causó lesiones consistentes en contusión malar izquierda y cervicalgia.