El nombramiento de Ciudadano Ejemplar es sin duda uno de los actos más emotivos que tiene lugar cada 14 de agosto; emotivo porque hablamos de personas que han dedicado prácticamente toda su vida a trabajar por los demás sin esperar nada a cambio y que aman a esta ciudad por encima de todo.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento se vistió de gala para acoger esta ceremonia tan entrañable, cita a la que no faltaron representantes de la sociedad ciudadrealeña. Por quinta vez, este título tiene dos destinatarios: D. Antonio Lizcano Ajenjo, Canónigo Chantre de la Basílica de la Catedral, y , , periodista, y gran amante de la cultura. La alcaldesa destacó que el Ayuntamiento quiere reconocer y dejar escrito para la posteridad, que hay dos ciudadrealeños de corazón que han dejado una impronta en esta ciudad de personas extraordinarias, que renunciado a la comodidad y al dejarse llevar, nos dan un ejemplo permanente de lo que es una vida de entrega, de servicio, de ayuda y de búsqueda del bien común, desde la generosidad y la honestidad .

Nostalgia, emoción y gratitud, sinónimos que emergen entre los aplausos de los que quieren devolver de alguna manera tanto esfuerzo altruista. D. Antonio Lizcano, no pudo reprimir su emoción cuando recibió de manos de la alcaldesa la estatuilla de D. Quijote, ilustre personaje que como él, no ha dudado en propagar la belleza de esta tierra.

D. Antonio Lizcano llegó a Ciudad Real hace 64 años y aquí se ha quedado. Tiene a la Virgen del Prado a su mejor compañera, junto a ella ha pasado largas horas de oración y complicidad y a ella, le ha dedicado las palabras mas sentidas que pueden emanar de alguien que ha escuchado tantas y tantas historias, que han tenido como protagonista a nuestra patrona. Hablar con D. Antonio es descubrir la Ciudad Real de antaño y dar un paseo por la historia más reciente de la ciudad.

La alcaldesa de Ciudad Real, señaló en su discurso que D. Antonio atiende, anima, reconforta y ayuda a todo el que lo necesita y por ello, esta ciudad le quiere, respeta y valora su trabajo . Ingresó en el seminario a los 12 años, vivió con su madre en el Barrio de Pío XII y ahora reside junto a su hermana, muy cerquita de su catedral. Detallista, comprensivo, considerado y muy cercano vive su vocación con integridad moral admirable, ayudando a los que sufren, trabajando al lado de la juventud, y formando a varias generaciones. Ha participado en los grandes acontecimientos que se han celebrado en torno a la Virgen del Prado, y ahora, a pesar de haberse jubilado sigue acudiendo a su confesionario para hablar con quien lo necesita y oficiando la misa de los domingos a las doce en la Catedral.

Hoy, el pueblo de Ciudad Real le reconoce con la distinción más alta que puede hacerle; Ciudadano Ejemplar, ciudadano que a lo largo de su trayectoria vital ha dado a los ciudadrealeños todo aquello que ha recibido de Dios; paciencia, sinceridad, humildad, pureza y bondad .

Emilio Arjona es un hombre de firmes convicciones morales. Llegó a Ciudad Real con 8 años y a punto está de cumplir los 85. Aquí ha hecho grandes amigos, amigos que sigue conservando aún en la distancia. Afirma que aquí es muy feliz. Emilio Arjona ha demostrado su incansable y ejemplar compromiso con Ciudad Real; ama la cultura y a ella, ha estado dedicado desde su juventud.

Rosa Romero puso en valor que Emilio Arjona es un baluarte de nuestra cultura de nuestras tradiciones. Ha participado en muchos eventos que han marcado un hito en Ciudad Real, y siempre con el espíritu romántico de los pioneros, ese que anima a los demás a salir de la rutina y el adormecimiento y les convierte en héroes anónimos de hazañas que quedan luego para la posteridad . Con un impagable esfuerzo consiguió que esta ciudad fuese conocida como la capital del teatro; Pero si la gran pasión de Arjona es el teatro, su vocación y su forma de entender la vida es el periodismo. En 1971 fue concejal de Cultura, Educación y Limpieza, cargo que desempeño durante 8 años, y ha sido un personaje clave en la rehabilitación y difusión de nuestras fiestas y tradiciones. La alcaldesa dijo de Arjona que es un ejemplo de buen periodista y un maestro para la profesión y eres un ciudadano ejemplar para todos por una vida recta y trazada desde la humildad, la sensatez y la libertad. Por fin te ha llegado la hora de que tu ciudad, la ciudad que tanto amas, haga justicia contigo nombrándote uno de sus ciudadanos dignos de admirar y respetar .

Emilio Arjona dijo que haber nacido en la mancha es un privilegio; Quiere a Ciudad real con toda su alma, aquí nació y aquí quiere cerrar esta etapa maravillosa de su vida.

Sin duda acto emotivo y merecido para quienes sienten esta ciudad desde muy dentro, acto en el que también fue reconocido, , nominado por la de enfermos de Parkinson por su labor altruista y desinteresada a favor de este colectivo.