La creación de la obra se prolongó desde 1990 hasta el 2006. El cuadro recoge las vistas que hay desde lo alto de la torre de bomberos de Madrid. La medida del óleo es de 250 x 406 centímetros y está formado por cinco lienzos.

La capital es protagonista de la trayectoria de López, que se forjó desde que llegó a la capital con apenas 13 años para estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Madrid.

Antonio López nació en en el año 1936 y se inició en la pintura con su tío y cursó estudios de pintura en la madrileña Escuela Superior de Bellas Artes de , donde fue también docente.

Después de una primera etapa influida por el cubismo y el surrealismo, desarrolló un lenguaje personal “más próximo a la objetividad”.

Figura clave de los Realistas de Madrid, su obra forma parte de la colección permanente del y de Patrimonio Nacional, entre otras instituciones.

Con numerosas exposiciones individuales en todo el mundo, y también colectivas, ha representado a España en citas internacionales de primer orden, como la Bienal de Venecia o Europalia.

Tiene también, indirectamente, el Premio de la Crítica Internacional del Festival de 1992, ya que su proceso creativo protagoniza el largometraje ‘El sol del membrillo’ de , que obtuvo ese galardón.