Un extenso punto de más de dos horas de duración que se ha cerrado con los nueve votos a favor del Grupo Socialista, nueve votos en contra, los ocho del y el del edil de Izquierda Unida, y la abstención de los tres concejales de Equo, lo que ha hecho necesaria una segunda votación por el empate, que se ha deshecho con el voto de calidad de la Presidencia, que ha permitido que el presupuesto de 2017 salga adelante.

El voto en contra del concejal de IU ha supuesto su expulsión del equipo de Gobierno, como ya pasó en el mes de abril cuando Equo votó en contra de los presupuestos de 2016 que se presentaban entonces. En este caso, los hubiera votado a favor, según ha dicho, pero los estatutos de su partido le han obligado a acatar la decisión de la que ha decidido por mayoría votarlos en contra.

(Habrá ampliación)