CCOO insta a la dirección de Arno a reconsiderar de inmediato esta decisión, que supone un atentando al derecho de la libertad sindical y coartar las actuaciones del sindicato.

La actuación de la empresa es más grave si cabe ya que dos de los despedidos, ambos afiliados y candidatos de CCOO, formaban parte de la comisión negociadora del ERE que promovió ANRO el pasado mes de diciembre y que terminó retirando.

Además, ANRO también ha despedido a la pareja de uno de ellos, que actualmente estaba en periodo de maternidad.

No vamos a dar la espalda ni a esta compañera ni a ninguno de los compañeros despedidos y cargaremos contra la empresa para que los readmita y nos deje realizar un proceso electoral limpio y sin más problemas y celebrar sin tica en las EESS que acabamos de comenzar.

CCOO-Industria gracias al apoyo de los trabajadores y trabajadores organizo e inicio un proceso de elecciones sindicales solicitado por los afiliados y trabajadores de la empresa ANRO ya que en el pasado mes de diciembre y gracias a la lucha sindical la empresa dio marcha atrás a la ejecución del ERE planteado donde tenía la intención de despedir a 50 trabajadores.

Históricamente Anro ha sido una empresa anti sindical donde no se han respetado los derechos laborales, como por ejemplo realizar jornadas de 9-10 horas diarias y no abonar las horas extraordinarias según estipula el convenio de aplicación, o limitar derechos a sus trabajadores regulados por el convenio.

Nunca hemos entendido como asociaciones empresariales y administraciones han concedido premios a a esta empresa tratando tan negativamente a los trabajadores y vulnerando todos los derechos habidos y por haber en materia laboral.