Así lo ha confirmado a Europa Press la coordinadora de la asociación y del centro, , quien ha señalado que la iniciativa surgió a iniciativa de los propios familiares “y, si comprobamos que funciona, solicitaríamos ayuda a las administraciones para abrir un piso tutelado que funcionase durante todo el año”.

Pero para asegurarse primero, ha señalado Peco, la idea es acondicionar habitaciones durante los dos meses que se cierra el centro de día para que un grupo de residentes puedan pasar allí el mes, de día y de noche, con el consiguiente respiro para las familias de estas personas que son grandes dependientes.

Para ello, los 20.000 euros que se quieren recaudar se destinarán a comprar camas y ropa para vestirlas, además de algo de mobiliario —fundamentalmente algún armario porque el centro está muy bien dotado—. Sin embargo, el grueso de ese presupuesto sería para la contratación de al menos tres monitores, “aunque lo ideal serían cinco”, para cubrir los turnos de 24 horas.

COMPROBAR CÓMO FUNCIONA

“Con esta iniciativa queremos comprobar cómo funciona, cuál es el gasto real de un programa de estas características y, cuando lo tengamos todo analizado, solicitar a la Junta apoyo para crear un piso tutelado con usuarios todo el año. Pero la experiencia piloto debemos sufragarla nosotros”, ha agregado la coordinadora del centro.

Quienes quieran hacer una aportación, de la cantidad que sea “porque todo suma”, lo puede hacer a través de la web https://www.gofundme.com/ayudanos-a-descansar, donde se han recaudado más de 1.200 euros en sólo tres días, “a los que hay que sumar los 500 euros que un donante anónimo ha ingresado directamente en nuestra cuenta bancaria”, ha comentado Peco. “Pero aún nos queda para lograr el objetivo”, ha concluido.