Así lo ha asegurado este viernes el presidente de la asociación, Rafael María López Heredia, durante una rueda de prensa celebrada en (Ciudad Real) para presentar los fines y aspiraciones de la nueva plataforma, que también ha celebrado su primera asamblea.

“Estamos orgullosos de ser policías, hemos vivido las peores guerras, sufrido enfermedades crónicas por el ejercicio de nuestro deber, enterrado a compañeros casi de tapadillo y soportado más de 800 muertes en las últimas décadas y ahora somos tratados como pordioseros”, ha lamentado el representante de los policías nacionales jubilados.

Entre las principales reivindicaciones del colectivo se encuentra un régimen retributivo más justo para unos extrabajadores, cuya pensión apenas supera los 1.000 euros, la mejora de las prestaciones sociales para las viudas de los agentes, y una revisión del porcentaje de los medicamentos que tienen que pagar a través del concierto sanitario con Muface, “que es siempre el 30%”.

En este contexto Heredia se ha referido a compañeros que han tenido que renunciar a medicación porque “no se lo pueden permitir” y a viudas en peligro de exclusión social por amenazas de desahucio.

La agrupación exige asimismo una placa habilitada y que los jubilados puedan usar el uniforme de gala en determinados actos sociales. “Queremos exhibir nuestro escudo con orgullo porque muchos de nosotros hemos pasado por el uniforme gris, el marrón y el azul, y luchado por las libertades, y consideramos que España tiene una gran deuda con todos”, ha enfatizado Heredia, quien ha lamentado que los policías nacionales jubilados sean tratados como “desecho de tienta” cuando tienen que gestionar trámites en las comisarías a las que ellos mismos pertenecieron.

El presidente de la asociación ha comparecido acompañado del delegado de este colectivo en Castilla-La Mancha, el puertollanense Domingo , y del vicepresidente Marcelino Rivera, quienes han sido recibidos por la vicepresidenta de la Diputación de Ciudad Real y alcaldesa de Argamasilla de Calatrava, .