El acuerdo cubrirá una parte importante de la electricidad que Audax necesita para abastecer a sus clientes españoles con energía 100% verde, según recoge un comunicado de la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV).

El contrato a largo plazo tendrá una duración de 10 años, comenzando en el primer semestre de 2020, cuando se espera que el parque solar de Alarcos esté en pleno funcionamiento.

A partir de entonces, el parque solar de innogy suministrará a Audax una producción anual de unos 100 GWh (gigavatios hora) y certificará el origen verde de la electricidad producida a través de la emisión de Garantías de Origen.

El director financiero de Energías Renovables de innogy SE, Holger Himmel, ha destacado: “Con este acuerdo estamos demostrando que es posible la protección del clima en condiciones de mercado: El PPA nospermite operar nuestra huerta solar de Alarcos sin ningún tipo de subvención estatal”.

“Esto demuestra que la energía solar ya es competitiva. La disminución de los precios de esta tecnología impulsará aún más este desarrollo. Además, este PPA permite a Audax suministrar a sus clientes en España de forma respetuosa con el clima”, ha remarcado.

El director comercial de innogy SE, Keith Moseley, ha resaltado: “Nuestro objetivo es seguir expandiendo las energías renovables en todo el mundo, trabajando en proyectos basados en PPA y en asociaciones como ésta con Audax”.

Por otro lado, el presidente de Audax Renovables, , ha explicado que este acuerdo está en línea con sus objetivos estratégicos de obtener la energía más rentable y limpia a través de contratos PPA a largo plazo para impulsar nuestro crecimiento.

“El PPA con innogy nos permitirá consolidar nuestra posición como el primer proveedor independiente de energía en el segmento PYME en España”, ha dicho.

El gran parque solar de Alarcos se encuentra actualmente en construcción al sur de la ciudad de Ciudad Real, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Se prevé que las operaciones comerciales se inicien en el segundo trimestre del próximo año; tras la plena puesta en marcha, la planta solar producirá suficiente electricidad verde para abastecer el equivalente a unas 25.000 viviendas.

La filial de innogy, Belectric, es responsable de toda la construcción y se encargará también de la operación y el mantenimiento de la huerta solar como proveedor de servicios.