El sindicato Comisiones Obreras ha informado en una nota de prensa de que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes “mantiene en precario” a cerca de 600 personas —537 auxiliares técnicos educativos, 21 técnicos especialistas en la interpretación de la lengua de signos y 27 personal de cocina—, con la oposición aprobada y plaza adjudicada.

“Estos tres colectivos tienen contratos de fijos-discontinuos de diez meses al año. En los meses de julio y agosto no tienen retribuciones, y el tipo de contratación implica no percibir las dos pagas extras completas”, advierte el sindicato.

Además, indica CCOO, el colectivo más numeroso, el de auxiliares técnicos educativos, 537 personas de las que el 85 por ciento son mujeres, tienen contratos a tiempo parcial, “lo que merma considerablemente sus retribuciones, llegando a percibir un salario por debajo de las categorías inferiores”.

A su juicio, el modelo de contratación que se les aplica a estos tres colectivos les niega además la posibilidad de optar a la jubilación parcial que contempla el Convenio Colectivo del Personal Laboral de la Junta de Comunidades, pues “con la contratación precaria que tienen no cumplen con los requisitos que marca la Ley de la Seguridad Social”.”Para conseguir un trienio, necesitan 42 meses, frente a los 36 del resto de trabajadores”.

Además, continúa el sindicato, “el periodo vacacional les viene impuesto, deben disfrutarlo en periodos no lectivos, lo que conlleva el disfrute fraccionado, un agravio más para estas trabajadoras frente al resto de compañeros”. Tampoco, dice CCOO, tienen la posibilidad de formarse como el resto de categorías de la Junta, cumpliendo con el artículo 108 del Convenio Colectivo.

Ana Mª Delgado Chacón y Antonio Ruiz Serna, responsables respectivamente del Personal Laboral de CCOO-Enseñanza en Castilla-La Mancha y en Ciudad Real, presentarán este lunes el manifiesto elaborado por categorías implicadas, con la intención de que el Gobierno regional, la comunidad educativa y la sociedad de Castilla-La Mancha visibilicen “el malestar y los perjuicios” que implica este tipo de contratación, que “no es otra cosa que precariedad dentro de la propia Administración”.

Las personas afectadas han querido difundir su manifiesto a través de CCOO, sindicato que, a su vez, en colaboración ellas, lanza una campaña de recogida de firmas tanto de forma física como de forma digital a través de change.org, que se iniciará el martes 18 de febrero y finalizará en el mes de mayo.