La alcaldesa alcazareña, , ha rubricado en notaría el acuerdo con los propietarios en la mañana de este martes, 19 de noviembre. Una fecha que tanto los antiguos propietarios, como la primera edil, han señalado como “histórica”, ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Además del edificio, el Ayuntamiento pasa a ser propietario también de un proyector cinematográfico de principios del siglo XX y el archivo del teatro, con más de un siglo de historia.

“Que el teatro Crisfel sobreviva era lo que mi padre quería. Nosotros también. Estamos encantados de haber llegado a este acuerdo. Es un momento muy bonito”, ha asegurado María José Carretero Cenjor, representante de la familia propietaria.

Así, ha añadido que el Crisfel es “un símbolo” de la ciudad y “un icono con más de 100 años de historia”. Por ello, ha confesado que “cuesta mucho desprenderse de algo tan bello”, sin embargo, “merece la pena, porque se va a cuidar, mejorar y conservar”.

“Sin duda, es un momento histórico para Alcázar”, ha dicho la alcaldesa que añadía que generaciones de alcazareños han estado ligados al Crisfel. “Es un edificio que forma parte de nuestra identidad, de nuestra historia como ciudad de vanguardia. Cuando este teatro abrió no había muchos similares por la zona”, ha añadido.

Además, la alcaldesa ha valorado la importancia de esta adquisición como símbolo, “porque un pueblo que no cuida su historia, difícilmente podrá labrarse un futuro exitoso”.

UNA ADQUISICIÓN CON “DIFICULTADES”

El camino hasta llegar a la adquisición del edificio ha sido “arduo” por las “dificultades económicas iniciales”, ha dicho, con las que partió el equipo de Gobierno durante el pasado mandato; pero también porque “chocó con la negativa de algunos grupos de la oposición para realizar la compra”.

A todo esto se han sumado los plazos administrativos habituales en este tipo de compra-ventas. “Lo importante es el resultado y seguir trabajando en la línea que lo hemos venido haciendo durante los pasados cuatro años, esforzándonos porque la gente de Alcázar reconozca su identidad”, según Melchor.

Tras la restauración, y tal y como ha concluido la primera edil, el Consistorio construirá en una segunda fase nuevas instalaciones junto al teatro para albergar a las asociaciones culturales y musicales de la ciudad. “En Alcázar hay cerca de 80 colectivos, gran parte de ellos relacionados con la cultura. No todos disponen de sede. La idea es poder albergarlos y convertir este espacio en Casa de la Música y Centro Cultural”, ha finalizado.