Para la primera edil ciudadrealeña se trata de “una adquisición muy importante y beneficiosa” ya que amplia en 400 hectáreas el “pulmón verde” de la ciudad. Ha adelantado que esta ampliación servirá para potenciar el senderismo, una actividad que ha definido como “deporte de salud”.

Además ha calificado de gestión “muy adecuada” de los fondos públicos por parte del equipo de Gobierno que encabeza, ya que estos terrenos se incorporan al Ayuntamiento por 700.000 euros.

En este sentido ha recordado como cuando gobernaba el PP se adquirió “una parcela para un cementerio, que tenía 20 hectáreas y costó cinco millones de euros”.

Ha finalizado diciendo que “dejar a las generaciones futuras una ampliación de este pulmón es una de las cosas que más orgullo deja” de estos años que lleva como alcaldesa de Ciudad Real.