La moción, que ha sido una de las que ha provocado un debate más tenso entre los concejales del PSOE y del PP, la ha justificado la edil en las reclamaciones planteadas por los vecinos a través de la , además de las de la Línea Verde y las redes sociales.

La portavoz municipal, -que ha calificado de “hipócrita y mentirosa” la propuesta de Roncero “porque las calles no se llenan de baches en un año”-, ha defendido que la moción “llega tarde porque en la Junta de lo aprobó el lunes” y que se sumará a los 70.000 euros consignados en el presupuesto 2018 para un acuerdo de rebacheo en las calles de la ciudad “tras nefasta gestión durante 20 años en el área de Mantenimiento, tanto por la falta de presupuesto como de personal”.

Asimismo, ha hecho un repaso por las calles sobre las que se ha actuado, se está actuando y se va a actuar, entre las que han citado la adecuación de las calles Tetuán, y un tramo de Barcelona; la pavimentación de Rey el Bravo; así como el asfaltado de las calles Oretana, Caracola, Umbría, Carmen, Esperanza, avenida Lagunas de Ruidera, tablas de Daimiel, Pantano del Vicario, Parque de Cabañeros, Puente de Nolaya, Camino Viejo de Alarcos o Pío XII, además de la avenida .

No obstante, los argumentos del equipo de Gobierno no han obtenido el respaldo de la mayoría de los concejales del resto del grupos municipales por lo que las abstenciones han permitido que saliera adelante la propuesta del PP que, según Roncero, es “en positivo” para intentar que la ciudad avance y dar respuesta a las reclamaciones de los vecinos.

ACTUACIÓN TEATRAL

Tampoco ha sido más tranquilo el debate sobre la moción del PP con propuestas sobre conciliación de la vida familiar y laboral que ha defendido la concejala —y que se ha rechazado—, porque las concejalas del PSOE y Ganemos han lamentado que “ahora” los concejales ‘populares’ intenten hablar de igualdad “cuando dieron la espalda a las mujeres el 8 de marzo, acusando a las mujeres de sectarias” ha indicado Galán.

En este sentido la concejala de Igualdad, -que ha afirmado que el PP habla de igualdad pero “no la practica” como demuestra el hecho de que denegaran una ayuda a una mujer de la casa de acogida por no llevar un año empadronada-, ha lamentado que el Grupo municipal Popular no reclame al por su reforma laboral “ni en su momento a Cospedal cuando cerraba escuelas o consultorios rurales”.

La concejala de Igualdad, que ha criticado la “teatralización que el PP hace en los Plenos y que ahora pueden ver todos los vecinos, ha insistido en que las propuestas ‘populares’ son demagógicas “cuando se han cargado la negociación colectiva y los planes de igualdad de las empresas” por no hablar de que el 8 de marzo “se quedaron fuera de las reivindicaciones de mujeres feministas que pidieron que se cumplan sus derechos y dieron la espalda a millones de mujeres”.

Tras coincidir PSOE y Ganemos en que apoyarán las propuestas de igualdad del PP “cuando se amplíen las bajas de maternidad y se cree una red de corresponsabilidad desde el Gobierno”, Galisteo se ha preguntado si de verdad “dudan” de que el PP quiere la igualdad, tras lo que ha cerrado su moción criticando que saliera a la calle la alcaldesa, , el 8 de marzo y asegurando que “nosotros trabajamos para ofrecer posibilidades a padres y madres”.

AGRESIONES SEXISTAS

La que sí ha salido adelante ha sido la propuesta de Ganemos de promover espacios libres de agresiones sexistas en espacios de ocio que incluya el reconocimiento a través de un sello que se pusiera en los establecimientos tras la formación del personal y el compromiso de evitar las agresiones a las mujeres —verbales o de acción—.

En esa formación, se dará a conocer el proyecto, las diferentes formas de agresiones sexistas en los lugares de ocio, cómo detectarlas y cómo actuar, tanto para las propias usuarias de los locales como para las trabajadoras del mismo, promoviendo, con ello, en el personal, la sensibilización sobre la importancia de pararlas en sus negocios y no cosificar ni utilizar como reclamos a las mujeres que trabajan en ellos.

Mientras que los concejales de Ciudadanos y no adscrito han pasado por encima del debate —si bien el primero ha confundido agresiones sexistas con agresiones sexuales—; el PP ha votado en contra alegando que ya existen medidas similares en el Gobierno central, local y regional, una posición contraria a la del PSOE que ha apoyado la propuesta al considerar que todas las medidas para luchar contra el machismo y por la igualdad.