Así lo ha explicado la concejala de Acción Social, , quien ha detallado que es la primera vez que en Ciudad Real se ha dado respuesta a todas las peticiones que se han presentado —alrededor de 600 porque, por lo general, son ayudas únicas— y han sobrado cerca de 26.000 euros de los 160.000 que había presupuestados para este fin.

Por finalidad a la que se han destinado las ayudas, la mayoría han sido para sufragar gastos de alquiler —52.025 euros—, seguida de recibos de gas y luz —43.551 euros—, alimentación fresca —15.600—, hipoteca —12.441—, electrodomésticos —5.700—, gastos sanitarios —3.300—, ropa —1.050— y arreglo de vivienda —400 euros—.

“Es la primera vez que ha habido presupuestos de sobra para atender todas las peticiones urgentes ya que nosotros hemos destinado 160.000 euros frente a los 32.000 que se ejecutaron en 2011 y los 31.000 de 2012, cuando estábamos en plena crisis y había gente que no tenía ni para comer”, ha indicado Hinojosa, quien ha insistido en que “en Acción Social las cuestiones también se resuelven con dinero, por lo que unos presupuestos sociales necesitan partidas importantes para este fin”.

La concejala de Acción Social ha destacado que en 2011 se concedieron 87 ayudas, 99 en 2012, 225 en 2013, 232 en 2014 y 259 en 2015, mientras que desde que gobierna se concedieron 595 euros en 2016 y 618 este año, de forma que en esta legislatura se han duplicado este tipo de ayudas urgentes.

“Acción Social es un servicio más que ofrece el Ayuntamiento de Ciudad Real, igual que Urbanismo o , para cubrir los derechos de los ciudadanos, por lo que no se trata de dar limosna. Y ahora podemos decir que en Ciudad Real no hay un vecino al que se le corte la luz o el gas o que no tenga qué comer, que no vaya a los servicios sociales y encuentre ayuda”.