Hinojosa ha afirmado que el equipo de Gobierno trabaja para lograr “una ciudad con accesibilidad universal para todos y para todas, y este proyecto de pictogramas pretende que todas las personas de la ciudad, independientemente de las dificultades que podamos tener cada uno de nosotros, podamos a través de estos pictogramas orientarnos dentro de la , ubicarnos, saber en qué lugar estamos, y a dónde dirigirnos en función de lo que vengamos a realizar al Ayuntamiento”.

Desde hace cinco años se viene trabajando en el proyecto de accesibilidad universal a través del Patronato de Personas con Discapacidad, primando la eliminación de barreras para personas con dificultades cognitivas o comunicativas. Así se han realizado interpretaciones en lenguaje de signos español en los principales actos de la ciudad, y se han instalado bucles magnéticos en diferentes edificios municipales. Hinojosa ha valorado cómo el Salón del ya cuenta con uno de estos bucles magnéticos para mejorar la audición de personas que utilizan aparatos de audición o con dificultades auditivas.

, entidad que ha sido la encargada de elaborar el proyecto, ha mostrado su satisfacción de celebrar el día de las personas con discapacidad por segundo año consecutivo en el Ayuntamiento de Ciudad Real. “Para las 61 entidades que conforman Plena Inclusión hoy es un día de reivindicación y de mostrar los trabajo y resultados que dan cumplimiento a los objetivos que se están proponiendo”.

Cada planta del Ayuntamiento tiene un color diferente para que las personas con discapacidad se puedan ubicar perfectamente en qué nivel se encuentran. Las placas tienen un fondo blanco y una imagen que se pueda leer cómodamente y no creara sensación de agobio, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Los primeros pictogramas que se instalaron fueron en el Polideportivo Rey y en la piscina municipal, y tras ello se pusieron en el Mercado Municipal. Tras la instalación en el Consistorio, la intención del Patronato es también que se señalice así el , y seguir creciendo en lugares, hasta que todos los edificios municipales cuenten con pictogramas.