Para eso se adoptarán las soluciones técnicas que haya que tomar para evitar posibles caídas de fragmentos que puedan dañar a alguna persona que transite por la Plaza Mayor, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La alcaldesa de Ciudad Real, , se ha reunido este martes con el concejal de Urbanismo, , y el jefe del Servicio de y Obras, , para abordar las medidas que se van a aplicar para evitar la caída de fragmentos de las jardineras ubicadas en la fachada del Ayuntamiento de Ciudad Real.

Tras la evaluación llevada a cabo por los responsables tanto de Mantenimiento como de Urbanismo, Alberto Lillo, han asegurado que “el edificio no tiene ningún tipo de daño estructural. El edificio es seguro en su estructura, pero si presenta daños en algunos elementos ornamentales de la fachada. Concretamente en las jardineras, que presentan una degradación importante no de ahora, sino desde hace años”.

Lillo ha reconocido que “hay informes de hace más de 10 años en los que ya se ponía sobre la mesa la necesidad de tomar una decisión sobre el mantenimiento de la fachada del Consistorio, provocado por los agentes atmosféricos que han hecho que las varillas de sujeción de las jardineras se oxiden, provocando la rotura de algunos elementos de estas jardineras”.