Este evento, que rememora la matanza del cerdo, contará con la colaboración de unos 30 voluntarios de la asociación , con su presidente a la cabeza, encargados de preparar y organizar un reparto en el que también se ofrecerán, además de los 120 kilos de chorizo con y sin gluten, 180 litros de limonada y 40 litros de refresco.

La actividad contará con un presupuesto de 1.200 euros y una de las novedades de este año será que cada vendedor del mercado repartirá a sus clientes un bocadillo de chorizo y un vaso de vino sin alcohol. Además, el interior del mercado albergará una exposición de utillajes de matanza.