El Ayuntamiento de Ciudad Real volverá a sacar a licitación la prestación de los servicios de , Ayuda a Domicilio y y jardines. Así lo ha anunciado esta mañana la portavoz del Equipo de Gobierno .

Martínez reconocía que una de las principales preocupaciones del Equipo de Gobierno “ha sido la recuperación para la gestión pública de estos servicios que fueron privatizados por el gobierno del . Desde entonces han sido muy numerosos los estudios, informes, peticiones de información que se han llevado a cabo con esta finalidad y han sido muchos los obstáculos que nos hemos encontrado para poder llevar a buen puerto nuestro propósito”.

La portavoz municipal aludía al informe de intervención y al Proyecto de Ley de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado, a los que el señalaba cómo el lugar vía donde se podría llevar a cabo esta opción, pero que imposibilita a esta Administración de manera absoluta a la subrogación de los trabajadores por el Ayuntamiento en las mismas condiciones que actualmente tienen con las empresas prestadoras de servicios.

Martínez consideraba que “el blinda con estas medidas los procesos privatizadores que han llevado a cabo durante estos años e impide a aquellas administraciones que entienden la gestión pública como las más adecuada llevar a cabo procesos de remunicipalización. Es una nueva injerencia del Gobierno central en la autonomía de los municipios y de los Ayuntamientos”.

Estos impedimentos, reconocía nos llevan a buscar la forma de continuar ofreciendo a la ciudadanía éstos servicios, que no se pueden ver interrumpidas los colegios tienen que estar limpios, los Parques y Jardines fuera de ronda deben poder ser disfrutados y la atención a domicilio se debe hacer convenientemente.

La portavoz reconocía que se podría hasta ahorrar un millón de euros anual con las remunicipalizaciones, por lo que el Gobierno del Partido Popular estaría impidiendo que el Ayuntamiento de Ciudad Real pueda ahorrarse un millón de euros anualmente en la prestación de estos servicios.

Algo que reconocía ha pasado en otras ciudades, que es una decisión obligada y que hay que tomar por responsabilidad con los vecinos y vecinas, que se es lo que se hace en el Gobierno, y también en cumplimiento de los compromisos adquiridos con los trabajadores y trabajadoras de las contratas a los que nos impedirían subrogar.

“Confiamos que gobiernos venideros de otro signo político nos permitan seguir trabajando por los servicios públicos y de calidad y se haga de la autonomía municipal uno de sus ejes de actuación”, concluía la portavoz.