Según ha recordado, ya se ha dado solución al pabellón , una instalación con más de 30 años de vida “que tenía muchas necesidades”. El próximo objetivo será el pabellón cubierto de la Ciudad Deportiva, inaugurado en 2009 y que según ha dicho la alcaldesa, “presenta un estado vergonzoso tal y como lo califican los clubes y usuarios de este recinto deportivo”, según ha informado el Ayuntamiento de Tomelloso en nota de prensa.

Y es que cuando llueve, ha dicho la alcaldesa que “las goteras ofrecen el lamentable espectáculo que supone toda su superficie con cubos y toallas para paliar esta deficiencia en una instalación”, recordando que la instalación costó 4,5 millones de euros sufragados en un 60 por ciento por la Junta de Comunidades y un 40 por ciento por el Ayuntamiento.

“Desde 2009 no se ha actuado a pesar de que todo el mundo lo sabe y hay informes técnicos que confirman la existencia de estas goteras desde el inicio del pabellón”. Así lo ha explicado la alcaldesa que ha lamentado “la dejadez del anterior equipo de Gobierno que incluso dio lugar a la caducidad de los seguros y garantías con la empresa constructora”.

A pesar de otras “deficiencias encontradas”, “ésta de la cubierta es especialmente grave por la imagen que se traslada a los deportistas que vienen a Tomelloso y por la preocupación y el malestar que ha levantado en los clubes, usuarios y las escuelas deportivas de Tomelloso”.

Para Inmaculada Jiménez es “de justicia” su reparación para lo cual se ha estudiado una solución satisfactoria “de cara a atajar el problema por un lado, y por otro, para seguir haciendo buen uso del dinero de todos los tomelloseros al tratarse de una inversión razonable”.

UNA CUBIERTA “EXTREMADAMENTE” PLANA

El concejal de Servicios al Territorio, , ha sido el encargado de dar a conocer los detalles de esta intervención. El problema, ha explicado, se debía a una cubierta extremadamente plana con un 3 por ciento de pendiente, “a pesar de la recomendación del fabricante del 8 por ciento y con numerosas juntas entre las tejas que formaban charcos que finalmente provocaban las filtraciones del agua”.

Otro problema añadido es que el aislamiento “se empapaba con lo que el agua caía por sitios diferentes a donde se generaban las acumulaciones”. Por este motivo, ha explicado López, se ha decidido una actuación integral que afectará a los 3.500 metros de cubierta.

Los trabajos consistirán en la instalación de una línea de vida que garantice la seguridad de los trabajadores, la limpieza de los rellenos y aislamientos, la eliminación de juntas y la colocación de una lámina sintética garantizada para 20 años por el fabricante.

Con esta solución, el concejal ha valorado que se alcancen cuatro objetivos. Por un lado, no se parará la actividad deportiva, ya que “es una intervención sencilla y rápida, son materiales ligeros que serán soportados sin problemas por la estructura actual y presenta un coste razonable fijado en 89.000 euros”.

La obra comenzará el día 15 de enero, con lo que a finales del mes de febrero “se habrán solucionado definitivamente los problemas de goteras en el pabellón de la ciudad deportiva”.