Los objetivos, según ha informado el Ayuntamiento de Tomelloso en nota de prensa, son la protección de los intereses públicos en beneficio de la convivencia ciudadana y la utilización correcta de las vías y espacios públicos, así como la vigilancia relacionada con acciones de vandalismo, la prevención de la violencia y la identificación de faltas e infracciones relacionadas con la seguridad pública.

Es, ha avanzado la alcaldesa, un proyecto “muy importante” que estará en marcha en los próximos meses y que, ha recordado, forma parte de los compromisos del equipo de gobierno, incluidos en su programa electoral.

“Llevamos varios años trabajando en este proyecto que nunca había llegado a buen puerto por temas económicos, ya que es costoso en cuanto a protección de datos y otras cuestiones importantes, pero ya hemos finalizado todos los trabajos que nos han conducido a presentarlo” , ha explicado.

El anteproyecto ya ha sido presentado en la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento y en el pleno municipal que se celebrará esta noche se ha incluido una modificación de crédito de 225.000 euros, coste estimado del proyecto, para su financiación con cargo al superávit de 2018.

Tras la aprobación en pleno de la modificación de crédito, el siguiente paso es la redacción definitiva del proyecto y el inicio del proceso de licitación, según ha explicado la regidora, que espera que esta iniciativa sea una realidad en los próximos meses y que antes de fin de año estén instaladas las cámaras y resto de equipos necesarios para su control.

Para realizar el anteproyecto, el Ayuntamiento ha contado, según ha explicado Jiménez, con el asesoramiento de empresas que se dedican a este sector.

Las cámaras permitirán el control centralizado de diferentes puntos y tendrán vigilancia de 24 horas los 365 días del año. Este sistema permite el visionado de imágenes en tiempo real y también la grabación en tiempo pasado ya que incorporan un sistema de grabación y guardado de imágenes.

Las cámaras se instalarán fijas y tendrán un radio de acción de 360 grados, con un alcance de hasta 500 metros. Se ubicarán, según ha avanzado la alcaldesa, en lugares considerados prioritarios, como los accesos a la ciudad, las principales rotondas, el centro de Tomelloso, zonas de alta concurrencia e intensidad de tráfico y en otros puntos de la localidad, teniendo en cuenta las demandas de los vecinos de zonas conflictivas que han pedido más seguridad y protección en sus calles”.

El equipamiento necesario para el control de las cámaras, que incluye equipos informáticos, pantallas, cuadro de control y licencias de software se va a instalar en las dependencias de la Policía Local.

El proyecto definitivo, ha explicado también la alcaldesa, requerirá el suministro e instalación de las cámaras de vigilancia, la instalación del centro de control en las dependencias de la Policía Local con el equipamiento requerido, la formación de los policías que estén a cargo de este sistema, su puesta en marcha y la garantía, mantenimiento, conservación, recambios, y otras cuestiones que puedan ser de interés.