El Ayuntamiento de Ciudad Real y la han organizado esta actividad dentro de la Semana Europea de la Movilidad.

Se trata de que los niños en edad escolar, a través de un juego de rol, tomen conciencia de las dificultades con que se encuentra una persona ciega o con dificultades de visión, a la hora de realizar sus actividades cotidianas. Para ello, los niños caminan en pareja, siendo uno el que hace de persona ciega que con la ayuda de un bastón se desplaza por un recorrido urbano sorteando obstáculos para llegar a su destino y el otro de guía. Las sensaciones son nervios, miedo y vulnerabilidad.

, director de la Once en Ciudad Real, ha comentado que al principio les suele costar mucho encontrar el bordillo para guiarse en el trayecto y abordan el ejercicio con timidez, sin embargo, destaca la importancia de que conozcan las dificultades que pueden encontrar una persona invidente formar a los y las escolares para que si en algún momento se encuentran en situación de tener que ayudar a una persona ciega, sepan cómo hacerlo, como guiarla o atender a lo que le pidan.

Además, han podido participar en un taller en el que han elaborado con goma eva sus nombres en braille.

El concejal de Movilidad, , se ha mostrado muy satisfecho con el desarrollo de la Semana y en cuanto a esta actividad, ha dicho que “pocas cosas logran en tan poco tiempo la concienciación como ponerse un antifaz y emular el recorrido que realiza en una ciudad una persona con problemas de visión”. Serrano ha mencionado la colaboración permanente con la Once, la revisión de la red semafórica, la aportación de mandos para acceso directo de las personas ciegas totales o invidentes a la red y el avance en la línea de autobuses con la accesible y útil aplicación Moovit, para facilitar la movilidad de estas personas.

También los concejales de Educación y Cultura, y , , se han puesto el antifaz y han realizado el recorrido, comprobando la importancia de eliminar obstáculos que puedan causarles accidentes o dificultar el tránsito por la vía pública.