Los diputados nacionales del PSOE por Ciudad Real, e , han presentado las 15 propuestas presentadas en el debate del estado de la Nación (DEN) que bien podrían ser en sí mismo un programa de gobierno para recuperar los derechos, las libertades, la democracia y el bienestar perdidos con el Gobierno de .

Una batería de medidas para acometer una recuperación justa del país, entre ellas algunas resaltadas por Isabel Rodríguez, como derogar la reforma laboral, la ley de Educación y las tasas judiciales, recuperar los derechos de los trabajadores, suprimir los copagos sanitarios, subir el salario mínimo interprofesional y revalorizar las pensiones, un plan integral contra la pobreza y otro específico contra la pobreza energética o una verdadera ley de segunda oportunidad para pymes y ciudadanos.

También los socialistas contemplan la recuperación de la calidad y la universalidad de la sanidad pública y del sistema de la Dependencia, la reforma federal de la Constitución, la prohibición de los indultos por corrupción política o una alternativa completa a la reforma fiscal del .

Además, como castellano-manchegos, ambos diputados se han referido a tres propuestas de resolución muy concretas. La primera, la paralización del almacén nuclear que se proyecta en Villar de Cañas y que no reúne las condiciones de seguridad necesarias; la segunda, medidas de reindustrialización que beneficiarían a municipios como Puertollano; y tercera, pensando en el sector agrario, reducir la normativa del IRPF para paliar los daños producidos como consecuencia de adversidades meteorológicas, modificar la relativa a las tarifas eléctricas de regadío e imponer un IVA reducido, además de acometer un auténtico plan de desarrollo rural fundamental para provincias como la ciudadrealeña.

En el caso concreto del almacén nuclear o ATC, Rodríguez ha apuntado que la reciente dimisión del presidente de , el ciudadrealeño , fue consecuencia de la presión ejercida por los socialistas, quienes alertaron a la vicepresidenta sobre los “intereses particulares” en torno a ese proyecto por las grandes inversiones y presupuesto que contempla y por las prisas en acometerlo que en nada respondían al interés general.

En cuanto a la valoración política del DEN, para José María Barreda “quedó claro que Rajoy perdió el debate porque perdió las formas”, pero dio a entender que quienes más han perdido han sido los ciudadanos en estos tres últimos años con el PP en el gobierno, ya que “ahora hay menos derechos, libertades y democracia y hay más deuda pública, más déficit y, sobre todo, más desigualdad” con casi 14 millones de españoles en riesgo de pobreza. Y a ello ha añadido el deterioro y los recortes producidos en la Educación y en la Sanidad.

Por lo tanto, un balance a juicio de Barreda “muy negativo porque los ciudadanos están mucho peor, por lo que ha concluido que “si los españoles queremos tener una segunda oportunidad, Rajoy no puede tener una segunda oportunidad; hay que desalojarlo democráticamente, por la cuenta que nos trae”.