El Festival quiere premiar a personalidades del mundo de la cultura, entre otros, que han hecho una labor importante por Almagro. Con este reconocimiento aceptan la misión de convertirse en embajadores del Festival y de la berenjena y de difundir y velar por el buen nombre del Festival de Almagro en el mundo.

Dentro de esta cita se encuadra el reconocimiento de ‘La berenjena de plata’, una iniciativa que nace de la asociación de la Indicación Geográfica Protegida de la Berenjena de Almagro y el Festival de Teatro con la intención de hermanar los dos elementos que, junto al encaje, hacen famosa a esta localidad.

Según informa el festival en nota de prensa, Manolita Espinosa es poeta, narradora, ensayista e investigadora, “probablemente la persona que mejor representa el esfuerzo por poner en valor el Corral de Comedias desde el año 1954, en el que asistió a la primera representación que se hizo de La hidalga del valle hasta hoy en día que sigue activa y trabajando en defensa de ese espacio”.

Rosana Torres tiene una relación con el Festival que no solo se ha reflejado en su trabajo y sus publicaciones, sino también en su vida personal. Ha sido una activista que ha defendido el festival y ha apostado “porque siguiera creciendo y nos siga acompañando día tras día”.

Betty Garcés “simboliza las nuevas puertas del Festival que se abren al mundo y sobre todo a América Latina”. “”Nos ha dado una dimensión nueva de lo que el Siglo de Oro puede ser. El Siglo de Oro se puede decir, se puede bailar y cantar y los artistas que vienen de otras latitudes nos enseñen a mirarlo de otra manera”.