El precandidato a la Secretaría General del PSOE en Castilla-La Mancha y alcalde de de Henares, , ha expresado su compromiso de reforzar las agrupaciones, visitando una agrupación a la semana.

“Es la manera de reforzar la base del partido en Castilla-La Mancha”, ha indicado Blanco en un encuentro con militantes en Manzanares, donde ha detallado que desde la dirección regional se ofrecerán programas formativos en los valores socialistas para la militancia, así como un servicio de asesoramiento para los cargos públicos de y de oposición.

“Tenemos que prestar un apoyo especial a aquellos compañeros y compañeras que están en la oposición, porque solo así lograremos obtener unos buenos resultados en las siguientes elecciones”, ha explicado Blanco, según ha informado en nota de prensa su candidatura.

“El PSOE de Castilla-La Mancha tiene que tener un programa anual de formación de su militancia, también abierto a sus simpatizantes. Es una cuestión fundamental que tenemos que reivindicar si queremos ser más activos en las agrupaciones y en la sociedad. El partido tiene que desarrollar una actividad que eleve el nivel intelectual de sus integrantes, es necesario que la militancia esté en contacto personal, que se vea, que se escuche, que debata. La militancia tiene un componente vivencial que debemos desarrollar”, ha insistido.

ACUERDO DE GOBIERNO CON PODEMOS

Desde la localidad ciudadrealeña, el también alcalde de Azuqueca ha incidido en la necesidad de que Castilla-La Mancha “se crea el proyecto del del PSOE”.

“El acuerdo de Gobierno con Podemos debió someterse a la votación en urna y no me cabe ninguna duda de que hubiera salido respaldado por una inmensa mayoría de la militancia. Eso hubiera sido creerse el proyecto del 39 Congreso, como también lo hubiera sido aplicar el porcentaje de avales que se recoge en los nuevos Estatutos y utilizar un censo posterior al del 1 de abril”, ha indicado Blanco ante parte de la militancia de Manzanares, entre quienes se ha abierto un debate en torno a estas acciones “acometidas en los últimos meses desde la dirección regional del PSOE en Castilla-La Mancha”. “Todas ellas contrarias a los acuerdos alcanzados en el ”, ha criticado el precandidato.