El alcalde, , ha expresado que “se trata de un compromiso adquirido en la presente legislatura que concluye, atendiendo a las peticiones de la de la Columna, tras expresar su deseo de que desde la Concejalía de Turismo se elaborara y redactara el proyecto necesario para que la Fiesta Patronal de nuestro pueblo sea distinguida con esta mención de interés turístico”, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

“Una iniciativa que, de conseguirse finalmente, esperemos que no sea en demasiado tiempo, contribuirá sin duda a seguir potenciando el rico patrimonio cultural y etnográfico de Bolaños de Calatrava, un municipio que se erige como puerta de entrada a la comarca del Destino Turístico Calatrava, y que cuenta entre sus tesoros con monumentos de obligada visita como la propia Ermita del Cristo, con sus exquisitas pinturas murales, además del Castillo de Doña Berenguela, datado en el siglo XI”, ha resaltado el alcalde de la localidad, quien ha agradecido a la concejal de Turismo y al personal técnico “su implicación y su esfuerzo para que este interesante proyecto sea una realidad y contribuya a conseguir esta distinción para esta fiesta tan bella que representa las más profundas tradiciones del pueblo de Bolaños”.

Por su parte, la concejal de Turismo, Rocío de Toro, ha explicado cómo se ha desarrollado este “exhaustivo” trabajo en el que se dan las claves que justifican tal distinción para esta fiesta, atendiendo a los epígrafes aparecidos en el en el Decreto 32/2006, de 21 de marzo de 2006 y publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) el día 24 de ese mismo mes, por el que se regula dicha declaración.

En esta memoria aprobada se exponen los “múltiples motivos y los requisitos cumplidos” por la Procesión de las Alabardas del Cristo de la Columna y la Rifa de Ofrendas de Bolaños de Calatrava para que esta celebración pueda ser declarada Fiesta de Interés Turístico Regional por parte de la Junta. De esta manera, se acredita su antigüedad, que está compuesta por “elementos singulares que la hacen única”, que representa una tradición popular “profundamente arraigada” en la población y con un “elevado valor etnográfico” que perdura en el tiempo periódicamente, así como que tiene “más que garantizada” su celebración en el futuro. Cuenta incluso para su puesta en marcha con la participación de todos los agentes sociales, tanto civiles como religiosos, y de todos los tejidos sociales que “manifiestan una religiosidad popular creando un universo donde se participa a través de los siglos”.

Rocío de Toro ha expresado que “han sido muchos los meses de investigación y de documentación acopiada por parte de la responsable del Archivo Municipal, contando con el apoyo de varias personas expertas en historia que han trabajado en el Ayuntamiento de Bolaños, para finalmente poder llevar a cabo la redacción final del proyecto” que, espera, sirva para alcanzar esta declaración.

Igualmente, se ha contado en todo momento con “el consenso y la colaboración continua” de algunos responsables miembros de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Columna de Bolaños en aras de realizar el proyecto para conseguir finalmente la declaración. El propio presidente de la Hermandad, , quien ha tenido oportunidad de ver el proyecto, ha agradecido el trabajo y el interés al equipo de Gobierno, deseando que “finalmente el Gobierno regional tenga a bien declarar la Fiesta de Interés Turístico Regional, tal como se desea”.

La Procesión de las Alabardas del Cristo de la Columna data del siglo XVIII, tratándose de un evento que posee elementos muy singulares y únicos como son las propias alabardas, consistentes en lanzas con pica decoradas con flores, lazos y elementos religiosos como los rosarios, alzadas por los alabarderos que acompañan al Patrón de Bolaños cada mes de septiembre.

Antes del gran día de la procesión se realiza la tradicional ofrenda por parte de muchas personas y entidades que llevan al Cristo como agradecimiento todo tipo de productos, pudiéndose ver cualquier clase de viandas y los mejores productos de la tierra, incluyendo hasta animales vivos.

Ese mismo día de celebración de la procesión, por la tarde, tiene lugar un multitudinario acto denominado Rifa, un evento de carácter multitudinario donde muchas personas acuden para pujar por todas esas ofrendas regaladas al Patrón, las cuales se traducirán en una cantidad recaudada que irá a parar a manos de la propia Hermandad.