“Este anuncio era el que todos deseábamos y esperábamos, aunque siempre será insuficiente”, ha dicho Caballero, en alusión al “gran sufrimiento” que ha causado ETA durante cinco décadas hasta que ha pedido perdón, ha señalado.

“Les debemos mucho y que han sido la parte fundamental, junto con las fuerzas de la democracia de este país, para acabar con ETA”, ha defendido Caballero desde de Mudela, donde ha inaugurado las nuevas dependencias de la de este municipio.

El presidente de la Diputación, que también ha mostrado su satisfacción ante la inminente disolución definitiva de la organización terrorista, ha recordado a las más de 850 víctimas civiles, militares, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, políticos, intelectuales y de la judicatura que fueron víctimas de la “barbarie” terrorista.