Ha explicado que en el día de hoy se quiere visibilizar que los chicos y chicas con síndrome de Down, “cuyas familias tienen ciertamente la gran suerte de tenerlos”, plantean hoy y todos los días del año una serie de reivindicaciones, “que son sus derechos”, y diversas demandas que deben lograr con independencia de cual es su realidad, el lugar donde viven y las familias a las que pertenecen. De lo que se trata, según Caballero, es que adquieran la dignidad que es necesaria para que sus vidas sean plenamente felices, ha informado la Diputación en nota de prensa.

Ha comentado, por otro lado, que las instituciones tienen la obligación de obligación de colaborar, apoyar y compartir sus demandas para que tengan mejores servicios, ocio inclusivo y oportunidades de empleo. Cree que es ese el principal reto que tienen las personas con capacidades diferentes para poder desarrollarse plenamente como personas a través del desempeño de una actividad laboral.

Y ha recordado que desde la Diputación hacen partícipe a este colectivo a través de los planes de empleo y de las iniciativas de formación, así como con contratos en prácticas para que puedan demostrar sirviéndose de estas experiencias preprofesionales que están perfectamente capacitados y capacitadas para hacer un trabajo con igual rendimiento que el resto de trabajadores y trabajadoras.

No ha dudado Caballero en hacer un llamamiento al sector privado, a los empresarios, comerciantes y al conjunto de los sectores que dinamizan la economía para que cuenten con con ellos y los incorporen a sus empresas, “porque están en las mejores condiciones para realizar una prestación de servicio de primer nivel, con el máximo de rentabilidad y toda la eficacia”.

Ha recordado, a este respecto, que no podemos hablar de una sociedad desarrollada, moderna y digna hasta que no seamos capaces de integrar a este colectivo y que todas las personas con capacidades diferentes puedan disfrutar en igualdad y plenitud de sus derechos.

, presidente de la , ha agradecido a Caballero su presencia en los actos lúdico-reivincativos de hoy y también la ayuda que les presta la Diputación todos los días del año. También ha llamado la atención sobre la gran verdad que representa para las familias el lema de este año: “La suerte de tenerte”.

Ha remarcado el inmenso cariño que reciben de sus hijos así como la gran capacidad que acreditan para incorporarse al mundo educativo, social y laboral. Y ha concluido diciendo que desean que no tengan que esperar mucho tiempo para lograr la igualdad plena.