Así lo ha indicado en una reunión con jóvenes cooperantes que han concurrido a la convocatoria de becas que la institución provincial ha hecho pública con el objetivo de contribuir al bienestar de personas necesitadas en países donde se viven situaciones de extrema pobreza y de exclusión social, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Caballero, que ha estado acompañado por el vicepresidente de la institución provincial, , ha dicho que Ciudad Real es una provincia solidaria y ha destacado el hecho de que 17 cooperantes hayan decidido prescindir de su familia, dedicar su tiempo y esforzarse por ayudar a personas que sufren.

Y es que se ha mostrado partidario de estudiar fórmulas para que las experiencias que viven tengan un efectivo educativo y sensibilizador en nuestro territorio, una sugerencia que ha sido bien acogida

También, Caballero les ha dado las gracias por participar en la convocatoria, por su dedicación desinteresada y su disposición de ayuda a los demás en ambientes inhóspitos lejos de sus hogares.

PROYECTOS EN CENTROAMÉRICA Y ÁFRICA

Los cooperantes, por su parte, han explicado en que consisten los proyectos en los que van a participar, fundamentalmente este año en Centroamérica y en África. La mayoría repite la experiencia, aunque también los hay que van por primera vez.

Todos ellos coinciden en remarcar la necesidad de participar en proyectos de cooperación internacional para mejorar las condiciones de vida y devolver la dignidad a muchas familias que viven no sólo en la pobreza sino también en lugares donde la violencia golpea de la manera más dura y cruel a los más vulnerables.

Es el caso de los cooperantes que trabajan en Honduras y en El , y son dos de ellos. ha hecho especial hincapié en la labor que llevan a cabo para que los discapacitados sean tratados como personas, puesto que ni siquiera son inscritos en los registros civiles. También trabajan los valores como el respeto y la tolerancia entre los hombres y mujeres con el objetivo de corregir conductas de maltrato que están muy arraigadas en la sociedad hondureña.

Por su parte, Sergio López ha explicado que está inmerso en un proyecto de dinamización y educación de jóvenes, a los que se les hace partícipe de actividades de distinta naturaleza con el objetivo de que enfoquen su vida hacia vertientes más productivas y se aparten del clima de conflicto que siempre representa la violencia y las drogas.

Ambos ha valorado que en Ciudad Real, su provincia, haya una institución como la Diputación que entiende la importancia de desarrollar acciones de cooperación internacional al margen de que también ayude a las personas más desfavorecidas en nuestro territorio.