El secretario general del PSOE de la provincia de , , ha asegurado que la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha que llevará a cabo el “es la consolidación de un golpe de Estado institucional”.

Caballero cree que esta maniobra que ha calificado como “un pucherazo en toda regla” para que el Partido Popular y puedan aferrarse a una victoria electoral que “en estos momentos es evidente que la ciudadanía les niega”.

El máximo responsable de los socialistas ciudadrealeños ha realizado estas declaraciones precisamente antes de viajar a junto a la alcaldesa de , Mayte Fernández, para unirse al resto de la delegación socialista de la región y presenciar en el Congreso de los Diputados el debate de la toma en consideración de la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha.

Echando mano de la hemeroteca, ha recordado que solo existe un precedente en en el que un Estatuto haya llegado a la Cámara Baja con el apoyo de una única fuerza política –PNV-, como fue en su día la reforma estatutaria del País Vasco con el famoso ‘plan Ibarretxe’ en honor al lehendakari que estaba al frente de esa comunidad autónoma.

En este sentido, Caballero ha lamentado que “a éste de Castilla-La Mancha le ocurre lo mismo, que llega con el único apoyo del Partido Popular, estamos ante el ‘plan Cospedaletxe’, que es una imitación del ‘plan Ibarretxte’, al pretender reformar el Estatuto de Autonomía e solitario”.

Esto es ni más ni menos lo que ocurre con la reforma del Estatuto en solitario que va a culminar Cospedal para reformar a posteriori la ley electoral con el fin de asegurarse la victoria en los próximos comicios, pero ya ha advertido Caballero que “pese a que sabemos va a hacer todo lo posible, Cospedal va a perder porque la gente está tan harta de ella que también van a hacer lo que sea con tal de que no vuelva a ser la presidenta de esta región”.

El también diputado regional del PSOE ha dejado sin valor el argumento de la austeridad que esgrimen los ‘populares’, al recordar que las y los parlamentarios de las Cortes castellano-manchegas no tienen sueldo, de ahí que se cuestione “¿qué más da que haya 49 diputados como hay en este momento, 53 como ha subido hace unos meses la propia Cospedal, o 25 como quiere ahora imponer unilateralmente?”.

La respuesta a su juicio la conocen la inmensa mayoría de los ciudadanos, y que “Cospedal iba buscando ganar las elecciones en 2015, pero ha echado cuentas y se ha dado cuenta de que le sale mal la trampa y pierde, por eso ahora ha optado por reducir al máximo el número de diputados”, logrando con ello dos cosas: que sea prácticamente imposible para ningún partido romper el empate a escaños en la provincia de Ciudad Real serían necesarios aproximadamente 20 puntos de diferencia-, y que entren otras formaciones políticas en el , sobre todo IU y UPyD.

Prácticamente en cualquiera de los planteamientos, José Manuel Caballero ha otorgado a la provincia ciudadrealeña un papel decisivo para poder gobernar la Junta de Comunidades, y en este sentido ha desvelado el resultado de una encuesta en la que el PSOE está entre 7 y 8 puntos por encima del PP, un resultado que va en la línea del cosechado históricamente los socialistas en ese feudo, ya que en seis de los ocho procesos electorales celebrados el PSOE obtuvo 10 puntos más que los ‘populares’.

En cualquier caso, ese ataque a la calidad democrática mencionado anteriormente ha sido resaltado por Caballero, ya que ha manifestado que con ello el Partido Popular podría provocar que miles de votos asignados a partidos minoritarios –hasta 200.000- no tuvieran ningún valor al quedarse fuera de las futuras Cortes de Castilla-La Mancha, una circunstancia que el dirigente socialista considera muy grave.

Caballero también ha recordado que el Partido Popular ganó por 40.000 votos en las últimas elecciones y cuenta con solo un diputado más que el PSOE, pero es que además “la suma de todos los que estamos en contra de esta tropelía de reforma del Estatuto, es decir, PSOE, IU, UPyD y partidos de ámbito regionalistas sumamos bastantes más votos que los que suma el PP, que es quien va a acometer una reforma que no se justifica en ningún caso”.

Por último, Caballero ha sentenciado que hay una cosa clara, y es que “cuanto peor le va a Cospedal, más se consolida el pucherazo electoral”, tan claro como convencido se muestra de que los ciudadanos de Castilla-La Mancha serán los que la echen del Gobierno.