La Diputación de Ciudad Real y se han puesto de acuerdo para devolver la Casa de Rueda a Villanueva de los Infantes, a los hombres y mujeres de un municipio que desean que los grandes exponentes de su patrimonio pasen a la posteridad en las mejores condiciones de uso y disfrute. Se trata de una vieja reivindicación que hoy ha adquirido visos de realidad durante la visita que ha realizado el presidente de la institución provincial, , al inmueble. Allí ha conocido por los técnicos los pormenores y detalles de la importante actuación que ahora comienza en una primera fase.

Caballero ha recordado que la Casa de Rueda está muy ligada a la Diputación de Ciudad Real, institución que en el inicio del nuevo milenio se la cedió al Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes con el objetivo de que la explotara con fines turísticos, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Desde entonces, el inmueble ha soportado una larga travesía de deterioro y abandono que llega a su fin porque tanto Caballero como el alcalde de Villanueva de los Infantes, , entienden que se trata de un recinto que va a reflejar a la perfección las enormes posibilidades y el gran valor patrimonial que tiene esta localidad. Unas cualidades que refuerzan las políticas que se están llevando a cabo desde la institución provincial para impulsar el turismo como herramienta para crear empleo y riqueza en un territorio como el , que precisa de actuaciones que eviten el despoblamiento.

Caballero ha explicado que en primer lugar se llevará a cabo la fase de consolidación, en la que se invertirán alrededor de 200.000 euros, y con posterioridad se acometerá una segunda con fondos FEDER, por lo que ha agradecido la colaboración de la Junta, que supondrá una inversión de 800.000 euros.

Ha hecho referencia, asimismo, al proyecto que el ayuntamiento pretende poner en marcha en el sentido de que la Casa de Rueda no sólo será un centro de recepción de visitantes, sino que también servirá para orientar e informar al turista acerca del valor cultural, patrimonial, turístico y etnográfico de Villanueva de los Infantes y del Campo de Montiel.

Se trata no sólo de conservar el patrimonio para que sea disfrutado por vecinos y visitantes, sino también de trasmitir el legado recibido en las mejores condiciones de conservación y uso mientras se contribuye con ello al reto demográfico, ya que es de vital importancia materializar políticas que tiendan a fijar población en las zonas rurales, en este caso en el Campo de Montiel.

Ruiz Lucas ha explicado, por su parte, que tienen previsto que los turistas y visitantes se encuentren en primer lugar con el patio porticado cuando accedan a la Casa de Rueda, donde se habilitará, además del centro de visitantes y la oficina de turismo, un centro de interpretación que versará sobre y fundamentalmente.

En la actualidad la Casa de Rueda ya está preparada, apuntalada y señalizada y han comenzado las obras. Se ha detectado que el muro que da a la calle principal no es el original del Siglo XVII y también se ha descubierto una pequeña bodega que está bastante bien conservada y que será incorporada al recinto durante la rehabilitación.

También se tiene previsto ampliar la casa por la parte que linda con el aparcamiento aledaño. En concreto, se ocuparán 200 metros que, en su parte baja, acogerán una cafetería y en la alta una estancia diáfana multiusos. La Casa de Rueda tiene 1.062 metros cuadrados distribuidos en dos plantas a razón de 500 aproximadamente en cada una de ellas.