, diputado nacional electo del PP por la provincia de Ciudad Real, se ha referido al ataque a la educación concertada por parte de la ministra de Educación en funciones del Gobierno de y ha lamentado que haya insinuado que el que quiera libertad educativa se la pague y que, por lo tanto, “la libertad es cosa de ricos”.

En su primera rueda de prensa como diputado nacional electo, ha defendido los derechos de los padres de los más de 47.000 alumnos que han elegido la educación concertada en nuestra región –entre los que se encuentra - y los 9.000 de la provincia de Ciudad Real. Según ha destacado, se trata de un derecho recogido en el artículo 27 de la Constitución Española que ha sido atacado por la ministra en funciones de Educación al asegurar que “de ninguna manera puede decirse que el derecho de los padres y madres a escoger una enseñanza religiosa o elegir un centro educativo podría ser parte de la libertad de enseñanza”.

Así, ha recordado que la Constitución ampara que el dinero de los ciudadanos se invierta en centros de educación pública concertada para respetar el ideario de muchos padres tanto si quieren colegios religiosos como si no. Además, ha indicado que, en Ciudad Real, entre los 33 centros públicos concertados, hay muchos que no son religiosos y si de iniciativa personal o de cooperativas de profesores, por lo que ha lamentado que los socialistas “quieran eliminar este tipo de educación y obligar al pensamiento único”.

En Castilla-La Mancha, según ha destacado el diputado nacional electo, la educación concertada da trabajo a unos 3.500 profesores y, además, supone un ahorro de unos 130 millones de euros.

Esta situación es, en su opinión, “un ejemplo de lo que se nos viene encima si triunfa el pacto entre el PSOE de Sánchez y la extrema izquierda de Podemos y Pablo Iglesias, un ataque frontal a las libertades”. Considera que el “no puede depender ni independentistas, ni de comunistas, en definitiva, de los que quieren acabar con las libertades, subir los impuestos y llevarnos a la ruina, como en Venezuela”.

Por ello, y en nombre del PP, ha exigido a Sánchez que renuncie a Podemos “ya que, si renuncia, estaríamos dispuestos a contemplar otras opciones, opciones que hoy no son posibles porque Pedro Sánchez no ha respondido a la llamada de ”.

Además, ha recordado que Emiliano García-Page gobernó en Castilla-La Mancha mano a mano con Podemos y ha lamentado que ahora se atreva a pronunciarse en contra del acuerdo de Sánchez con Iglesias. En su opinión, “no es la hora de los oportunistas, es la hora de los políticos responsables, de hombres de Estado”.

Considera Juan Antonio Callejas que el auténtico ejercicio de responsabilidad sería buscar acuerdos con el PP en materias tan importantes como la educación, la sanidad, la economía o la unidad de España “y no echarse en los brazos de la extrema izquierda y de aquellos que quieren romper nuestro país”.