Un amplio grupo de importadores de de sectores de la alimentación y de las bebidas visitarán bodegas, almazaras y queserías de la provincia para establecer contactos empresariales con empresas ciudadrealeñas, y al mismo tiempo conocer la realidad económica y posibilidades de intercambio comerciales y de inversión con las mismas.

La , Industria y Servicios de Ciudad Real, en su continuo esfuerzo por desarrollar actividades de apoyo y estímulo al comercio exterior, en especial a la exportación, y fomentar la presencia de los productos y servicios de la provincia en el exterior, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER y la Diputación Provincial de Ciudad Real, organiza una nueva misión comercial inversa de alimentos y bebidas, que se celebrará del 5 al 7 de octubre con el objetivo fundamental de promover contactos comerciales con importadores y prescriptores que contribuyan a consolidar la presencia de alimentos y bebidas de la provincia en el mercado canadiense.

Las empresas interesadas, que tienen como fecha límite de inscripción el 4 de agosto, contarán con una agenda de contactos establecidos según su interés comercial. La inscripción se puede realizar en la página web www.camaracr.org ó bien a través del teléfono .

Por su dimensión y capacidad de compra Canadá es uno de los mercados más grandes del continente americano, siendo , Québec, y la Columbia Británica las provincias con mayor relevancia económica. Su economía es la undécima del mundo medida por el PIB nominal y en los últimos años su evolución ha tenido un comportamiento ejemplar. La previsión del FMI para el 2016 sitúa su crecimiento en el 2,1%.

Actualmente la oferta del vino en Canadá proviene mayoritariamente de la importación, que representa el 70% del mercado. A pesar de que se requiere un conocimiento profundo de su peculiar sistema de funcionamiento, ofrece buenas oportunidades para el vino español, actualmente en sexta posición en valor de importaciones. Adicionalmente, la entrada en vigor del CETA supondrá una reducción de los aranceles.

El Acuerdo integral de Economía y Comercio (CETA) es un tratado de libre comercio entre Canadá y firmado en 2014 y que todavía debe ser aprobado por el Consejo de la Unión Europea y el Parlamento Europeo. Si se aprueba, comenzará a tener efecto en 2016 y supondrá la eliminación de gran parte de las tarifas y aduanas entre ambos socios, favoreciendo las relaciones comerciales.

Por otra parte, la aprobación del CETA supondrá un aumento de la cuota límite de importación de quesos europeos del 125%, lo que constituye una clara oportunidad para los productores españoles.

Respecto al aceite de oliva, España, con una cuota de mercado del 7%, es el tercer proveedor de Canadá, quien importa el 100% de este producto y de otros productos oleaginosos, al no poder producirlos en su territorio debido a cuestiones climatológicas.

Y es que, la misión comercial inversa a Canadá se circunscribe dentro de las acciones que se llevan a cabo en el marco del Plan de Promoción Exterior, que coordina el la y que cuenta con financiación procedente de fondos FEDER y de la Diputación Provincial, con el objetivo de ayudar a las empresas de la provincia a iniciar, aumentar y consolidar el proceso de internacionalización de sus negocios, mejorando así su competitividad.