Patrullas de Seguridad Ciudadana de la Policía Foral adscritas a la Comisaría de Elizondo controlaron un camión articulado en un control programado en el kilómetro 49 de la carretera NA-121A en cercanías de la localidad de Sumbilla. Y al interactuar con el conductor, los agentes sospecharon que podía encontrarse influenciado por la ingesta de algún tipo de sustancia, por lo que le realizaron la prueba indiciaria de detección de drogas dando positivo en cocaína y heroína.

Además, al realizar un registro superficial por la cabina del vehículo, los agentes encontraron heroína para consumo propio, según les manifestó el conductor.

Por todo ello, se procedió a inmovilizar el camión hasta que cesasen las causas y al conductor se le denunció por dos infracciones. La primera por conducir influenciado por sustancias estupefacientes, que conlleva una sanción económica de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos, y la segunda por tenencia de drogas, quedando pendiente de valoración por parte del Departamento de Interior del Gobierno de , que le puede acarrear una multa de 601 hasta 30.000 euros.

El conductor circulaba de a la ciudad francesa de Bruges. Transportaba más de 31 toneladas de mercancía, piezas de aeronáutica, componentes para tranvía, ropa, cobre e hilos.