Por primera vez este año se reducirá el volumen de la música y la intensidad de las luces durante dos horas para que las personas con Trastorno de Espectro Autista (TEA), sobre todo los más pequeños, también puedan disfrutar de las fiestas. Una iniciativa integradora e inclusiva que se llevará a cabo el lunes 26 de agosto de 21.00 a 23.00 horas, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Para los más pequeños, además de las atracciones, se ha ampliado la oferta cultural con el teatro infantil de títeres, ‘El libro de Bigotof’ que tendrá lugar el sábado 24 a las 12.00 en el Teatro Cervantes de Campo de Criptana. Además, podrán pasar un rato de lo más divertido en los hinchables que se instalarán durante los bailes del vermut. Este año, como novedad, se trasladarán al patio de la Los Gigantes, un espacio cerrado para garantizar la seguridad de los pequeños y la tranquilidad de los padres.

No pueden faltar alternativas de ocio saludables para que los adolescentes criptanenses saquen partido a un tiempo que seguro vivirán “con especial intensidad”. Para ellos y ellas se ha programado una Fiesta Yeyé light, que se celebrará el viernes 23 de 1.30 a 4.30 en el Auditorio Municipal, y una divertida Pool Party en la Piscina Municipal para el lunes 26, de 20.00 a 23.00, animada por Kanayas Dj’s.

El día 26 se completará el tradicional Día del Agricultor con la reivindicación de las costumbres y tradiciones del pueblo, celebrando el Día del Manchego. Momento de degustar los productos más característicos, como el vino y, este año por primera vez, un concurso de calderetas de cordero. Los días 27 y 28 de agosto se completará la oferta gastronómica con el concurso de paellas y la ruta de la tapa.

El domingo 25 de agosto la Feria de Campo de Criptana contará con un punto violeta para denunciar las agresiones sexistas.

Por primera vez, durante toda la Feria, en el Auditorio Municipal se pondrán a disposición de las personas que asistan a los conciertos y eventos vasos reutilizables por el precio de un euro. Se trata de una iniciativa integrada en la campaña Eco Coolture dirigida a concienciar sobre la reducción de la cantidad de residuos, sobre todo el plástico, “en un modelo de fiestas respetuoso con el medio ambiente”.