El PSOE provincial de Ciudad Real llega a las próximas elecciones nacionales con unas candidaturas al y al que suman “experiencia en la gestión, también la renovación, y un apego sin igual a los intereses de esta provincia, conocemos los problemas de nuestros municipios, conocemos a los alcaldes de Ciudad Real, y ya hemos trabajado en complicidad con ellos estos 6 meses para que el Gobierno de tuviera en cuenta en la provincia”, manifiesta .

El número uno al Congreso de los Diputados, recordaba en un encuentro con los medios de comunicación de Ciudad Real capital, que esta línea de trabajo en consonancia con el gobierno nacional, se ha concretado en medidas tan positivas para la provincia como el decreto para paliar los daños de la gota fría, las mejoras en la seguridad de los pasos a nivel o el arreglo de infraestructuras como la N-430.

Señala González Caballero, en representación del resto de candidatos socialistas que todos se presentan a estas elecciones con un motivo bien claro, “el PSOE quiere que la gente y los proyectos de esta tierra no se paren, debemos defender a esos 98.000 pensionistas que hay en la provincia que quieren un gobierno estable, a los más de 170.0000 trabajadores que necesitan mejores condiciones laborales, para no dar ni un paso atrás en derechos laborales, para no darlo tampoco en materia de igualdad, o para dar a España un gobierno estable que tenga en cuenta a los jóvenes”.

En definitiva, el desarrollo que ya podría estarse dando en la provincia de Ciudad Real, “pues el PSOE ganó las elecciones en abril y sin embargo los partidos de la oposición no nos han dejado formar un gobierno estable”.
En representación de la candidatura del Senado, el número uno por la provincia, , llamaba a la movilización en las urnas, haciendo referencia a lo “poco positivo que hubiera sido un gobierno hipotecado por el chantaje continuo, al que no pueden estar supeditados los intereses de España”.

El candidato al Senado lamentaba que el PP tras las últimas elecciones no se abstuviera “por responsabilidad”, pensando en el interés de España, como así demostró anteriormente el cuando se abstuvo para que Rajoy diera estabilidad al Gobierno nacional.

Lamentaba Jesús Martín, que por el contrario pesaran más los intereses particulares y las vanidades que los intereses del país, entendiendo que los ciudadanos estén enfadados, y pidiéndoles por eso mismo “que el voto no sea el del castigo, sino uno que sume para defender los intereses de España. Votar es hacer política, esto es una consecuencia de que somos una democracia rica, la responsabilidad del voto debería estar en la Constitucion casi como obligatoria”, defendía el candidato socialista, afirmando que “España es lo primero” y que ningún partido en la actualidad tiene la capacidad de diálogo y conocimiento para gestionar la situación, que no sea el PSOE.

“Ciudad Real necesita a Pedro Sánchez en el gobierno”

La alcaldesa de Ciudad Real, , como anfitriona en la mesa, argumentaba por qué ciudades como Ciudad Real necesitan un gobierno socialista, indicando que ha sido Pedro Sánchez el que ha dotado de fondos al Pacto de Estado contra la Violencia de Género; el que ha actuado mejor como Presidente municipalista y se ha sentado a hablar de ello incluso con la FEMP, el que más sensible ha sido hasta ahora “con ese techo de gasto que nos tiene maniatados por la Ley Montoro. Queremos un gobierno progresista porque tenemos proyectos pendientes para esta ciudad que podrían estar avanzando si tuviéramos ya un gobierno estable”, respondía. Campaña “limpia, constructiva y austera” El PSOE comienza así una Campaña “constructiva, limpia, austera, de mucho trabajo y de cercanía a los ciudadanos”, adelantaba Miguel González Caballero, quien pedía el apoyo de todos los ciudadanos que saben que la única manera de tener un gobierno estable es con Pedro Sánchez, pero también el de esos 26.000 votantes que se decantaron por Unidas Podemos anteriormente, “y saben que para que el tercer diputado no caiga en manos de VOX, y sí en un partido progresista, deben confiar en el PSOE”.