En esta segunda jornada, los veinte técnicos de Cobra se han concentrado ante las instalaciones de Telefónica en Ciudad Real capital “para hacer visible el conflicto a la empresa principal y que pudiera mediar para resolverlo.”

Los trabajadores de Cobra iniciaron la semana pasada un ciclo de 16 martes consecutivos de paros parciales, que prolongarán hasta el 30 de enero y concluirán con una jornada de huelga completa el 31 de ese mes, cuando está prevista la celebración del juicio entablado contra la decisión de su empresa de suprimirles tanto el plus de carencia de incentivos como el de transporte, además de negarse a abonarles los atrasos de convenio -unos 500 euros a cada uno de ellos.

Tras la movilización del pasado martes, la empresa ya ha vuelto a abonar el plus de transporte a los trabajadores, pero sigue sin reponer el plus de carencia de incentivos y sin hacer efectivos los atrasos del convenio.

Los representantes de los trabajadores afectados y sus sindicatos, FICA-UGT y CCOO-Industria, han vuelto a reclamar a Cobra “que pague a los instaladores lo que marca el convenio de Siderometalúrgica de Ciudad Real y que les restablezca el plus que ha eliminado de forma injusta y unilateral”

Por circunstancias laborales, la próxima jornada de paros no será el martes 31 sino el lunes 30; y la concentración de los trabajadores volverá a realizarse antes las instalaciones de Cobra en Torralba de Calatrava