El acto ha sido inauguradO por la delegada provincial de Igualdad, ; el secretario provincial de CCOO, José Manuel Muñoz y la secretaria provincial de Mujer e Igualdad de CCOO, Celia Ruíz García y ha culminado con una mesa redonda en la que dos periodistas, Manoli Barragán, de y , actualmente jefa de gabinete de la Consejería de Igualdad han hablado del papel de los medios de comunicación en el abordaje de la violencia de género.

eL secretario provincial ha insistido en la importancia de trabajar todos de forma conjunta en luchar contra este problema porque en su palabras “es lamentable que aún se tenga que hablar de mujeres que son asesinadas a manos de hombres” y ha exigido “políticas contundentes” y superar los déficit que hay en políticas educativas para que los jóvenes comiencen a entender esto como “algo extraordinario y que lo normal es la igualdad”. Para Muñoz, en este sentido es esencia construir un nuevo modelo social que tenga como pilar principal la igualdad y la libertad.

También ha hablado de la responsabilidad de su formación y ha visto necesario el refuerzo de la actividad sindical en relación de llevar los planes de igualdad a los centros de trabajos.

De su lado, la delegada ha coincidido con representante sindical en la importancia de esta unión social. “En una sociedad democrática como la española debe luchar todos los agentes sociales, sindicatos y gobernantes para erradicar esa violencia que sufren las mujeres”, ha asegurado. Además ha destacado el papel fundamental de los Medios de Comunicación para las campañas y políticas de visibilización y sensibilización en la lucha contra la violencia de Género.

Ha recordado la cifra de mujeres asesinadas por violencia machista, este año son 52 mujeres asesinadas, según el Ministerio y tres menores, y ha mencionado las medidas del Gobierno regional destacando la “pionera ley por una sociedad libre de género que tiene Castilla-La Mancha y el importante aumento del presupuesto de la Consejería de Igualdad, concretamente un 30% y 24 millones de euros.

UNA LUCHA DE TODO EL AÑO

Por su parte, la secretaria provincial de Mujer e Igualdad de CCOO ha explicado el compromiso del sindicato con la igualdad y que no solo se hacen eco de “esta lucha” el 25N sino el resto del año y “mientras sea necesario”.

Y es que, según sus palabras, les importan las mujeres, sus condiciones de vida y de trabajo, sus derechos, sus libertadas, su bienestar y su desarrollo personal. Y ha reiterado en nombre del sindicato su “rotundo rechazo a cualquier manifestación de violencia machista y de desigualdad”.

Ha manifestado que CCOO no “dará ni un paso atrás” ante las “políticas negacionistas” de este problema social y ha exigido que se cumpla el convenio de para luchar contra todo tipo de violencia contra las mujeres además ha demandado la financiación necesaria y el desarrollo de las medidas recogidas en el pacto de estado.

“NO HAY QUE CRIMINALIZAR A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN”

Tras la inauguración ha llegado el turno del debate con la propuesta de mesa redonda, donde Mercedes Camacho ha explicado que los medios de comunicación comenten muchos errores en este asunto pero no “hay que criminalizarlos” porque, en su opinión, son una herramienta imprescindible para visibilizar este problema y ha recordado el caso de Ana Orante y cémo la agenda mediática involucró a la agenda política.

Ha reivindicado a los medios con sus profesionales al frente, en contraposición a las redes sociales, en las “que se transmiten muchos bulos” y que hay que tomar como argumento “la información veraz, real y seria”, y ha ahondado en la necesidad de la sensibilización todo el año porque “la violencia de género no es una lacra es un problema estructural del a sociedad.

Manoli Barragán, de su lado, ha hablado sobre el código de buenas prácticas del que dispone su medio desde 2016, una normas de estilo que poseen muy pocos medios. Se trata, ha explicado de tratar los casos de violencia machista sin sensacionalismo porque este “contribuye en ahondar en este problema”. Y es que para esta profesional este es un “problema social y no un accidente”.