Según ha informado el sindicato en nota de prensa, en estos momentos la plantilla acumula dos mensualidades sin cobrar, que llegaron a ser tres hace unas semanas. El cobro o no de sus nóminas está en manos de la administración concursal. CCOO pide a Encasur que cambie de contrata para evitar que WFS siga acumulando impagos salariales.

“Las trabajadoras y los trabajadores de WFS adscritos a Encasur están atravesando una situación personal muy difícil, porque la falta de ingresos acarrea como consecuencia el abono de intereses en el banco, en los recibos de luz, calefacción, hipotecas; y por la incertidumbre sobre cuándo los van a cobrar o no sus nóminas”, explica , responsable de Acción Sindical de CCOO-Construcción y Servicios en Ciudad Real.

“Instamos a Encasur a resolver la situación. Desde que WFS entró en concurso de acreedores, nos reunimos con los directivos de Encarsur para pedirles que cambiaran de contrata; pero desde la empresa principal se limitan a decirnos que ellos sí abonan las facturas a WFS”, ha señalado.

“No entendemos la pasividad de Encasur. Otras empresas y administraciones de la región que tenían concertada la limpieza con WFS ya han resuelto los contratos y han adjudicado el servicio a otras empresas. Pedimos a Encasur que haga lo mismo, que tome medidas para evitar que las personas que limpian sus instalaciones sufran las consecuencias de la situación de WFS”, ha concluido.