Así, según ha informado el sindicado en una nota de prensa, la región es en la actualidad la única Comunidad Autónoma que no ha suscrito el acuerdo de ayudas a comarcas mineras que vincula al , y a las comunidades autónomas.

Estas ayudas, con fondos de , están dirigidas a las comarcas que tenían el carbón entre sus actividades industriales y que desde su desaparición como industria necesitan un impulso especial para la ejecución de proyectos de reactivación económica, en su mayoría relacionados con infraestructuras y la restauración de zonas “degradadas”. Como destinatarios últimos se encuentran las empresas y los ayuntamientos de cada zona.

El anterior Gobierno de la nación había suscrito este acuerdo con el resto de comunidades autónomas del carbón, mientras que Castilla-La Mancha “es la única excepción”, pues según CCOO, se han “obviado” las reivindicaciones del Ejecutivo autonómico y del Ayuntamiento de Puertollano.