Como un diálogo abierto o una mesa redonda, para ser más explícitos, transcurrió ayer tarde la presentación del libro “Diálogos artísticos. Cinco miradas al mundo”, del que es autor y que ha sido editado por la Biblioteca de Autores Manchegos de la Diputación Provincial de Ciudad Real.

El acto de presentación tuvo lugar en , en el marco de la librería Lé, del Paseo de la Castellana, hasta la que se trasladó el vicepresidente segundo de la Diputación de Ciudad Real, , para hacer de introductor, junto al autor de la obra, de esta nueva presentación que contó con la participación de los protagonistas del libro: , , , y . Es decir, los cinco artistas con los que Andrés J, Moreno dialoga distendidamente sobre el arte, la vida y la existencia, unidos por su identidad de ser de una misma tierra, Castilla-La Mancha, y de una misma provincia, Ciudad Real.

Bódalo justificó su presencia en un acto que realmente no le correspondía a él, sino al vicepresidente de Cultura, , pero que por motivos relacionados con su quehacer como alcalde de le habían impedido estar allí esa tarde. Y se alegró de sustituirle porque vino a decir que no solamente de política vive el hombre y que él antes de dedicarse a lo público ejercía de historiador y medievalista. “Además me ha dado la oportunidad de conocer a través de la lectura de este libro a unos artistas a los que no conocía personalmente”.

Tras significar los valores de la como editorial pública que se interesa por el patrimonio cultural de la provincia, Bódalo señaló que la lectura de este libro le había supuesto una interpretación sobre como veían estos creadores la identidad de la provincia y de la región. Para Bódalo todos ellos tienen el componente de ser manchegos que han tenido que salir fuera para ser como son o como querían ser, cada uno con su arte y su estilo. Pero también hizo la observación de que entre todos ellos había un cierto consenso en relación con la región y con lo que cada uno representa, y esa exploración tenía que ver con su concepción sobre los políticos: “O no hemos hecho nada o hacemos poco y generalmente mal. Lo dejo caer, pero también he de decir que la política seguramente es demasiado seria para dejarla solo en manos de los políticos profesionales, porque la política la hacemos entre todos, todos los días”.

Finalmente dijo que el libro le había hecho reflexionar y entender que tal vez tendría que haber más obras y más escultura de nuestros artistas en las calles y en la ciudades de la región.

Después de que cada uno de los artistas diera su particular punto de vista en la conversación, el autor desgranó que lo que ha pretendido con este libro es mostrar la grandeza creativa de todos ellos, que son solo una representación de los muchos artistas de la tierra, “una lista interminable y una obra inabarcable”.

Andrés J. Moreno se refirió a que el libro había sido fruto de un sueño nacido en su niñez y en su pasión por investigar, convirtiéndose con el paso del tiempo en una tesis doctoral de la que surgió esta obra que ahora se presentaba. “Para mi ha sido muy importante porque además he conseguido cinco amigos con los que comparto muchas cosas, como es el amor por la tierra, y todos sois importante y necesarios para Castilla-La Mancha”.

Más adelante se refirió a que Castilla-La Mancha, que ha sido desde siempre conocida por y , a partir del arte y de los artistas se ha ido construyendo de una manera diferente, “porque cada vez que exponéis fuera se está hablando de La Mancha, de una Mancha muy diferente y una Mancha que está cambiando y que ha cambiado lo que tenía que cambiar y que creo que ha sido bueno”.

Por último, agradeció a los artistas su disposición al diálogo, “sin cortapisas y sin límite de tiempo”, resaltando que habían sido unas conversaciones muy enriquecedoras que creyó conveniente compartirlas con la gente “y la Diputación de Ciudad Real me ha dado la oportunidad de hacerlo”.