La cirugía mayor ambulatoria es el conjunto de procesos quirúrgicos con anestesia general, regional o local con sedación que requieren cuidados postoperatorios poco intensivos y de corta duración, por lo que no necesitan ingreso hospitalario y pueden ser dados de alta en el mismo día de la cirugía, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Este tipo de asistencia quirúrgica multidisciplinaria permite tratar a los pacientes de una forma efectiva, segura y eficiente sin necesidad de que ingresen en una cama de hospitalización y supone un valor añadido en el funcionamiento del centro sanitario valdepeñero, ha explicado el gerente del área, , quien destaca que “el registro de un alto porcentaje de cirugía sin ingreso es un indicador de calidad en los servicios de salud”.

Para el éxito de este tipo de Unidades de Cirugía Mayor Ambulatoria se requiere coordinación y trabajo en equipo de todos los servicios que participan en su desarrollo como son Cirugía General, Oftalmología, Urología, Ginecología, Otorrinolaringología y Traumatología. Gracias a este modelo de actividad quirúrgica, el paciente es intervenido quirúrgicamente y tras un periodo de control postoperatorio recibe el alta el mismo día de la operación.

Durante este tiempo de recuperación el paciente permanece en la unidad destinada para este tipo de intervenciones. Actualmente, la Unidad de CMA de cuenta con seis camas asignadas, además dispone de seis sillones de readaptación, principalmente destinados a los pacientes que se someten a intervenciones de cataratas.