Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la absolución se produce después de que en la sesión que tuvo lugar los días 15 y 16 de mayo tanto la Fiscalía como la acusación particular retiraron las acusaciones en el plenario.

La sentencia considera probado que hubo un entramado financiero que vinculaba a las empresas Alquimia Soluciones Ambientales y Quidam 21 a través de varias operaciones por importe de más de 200.000 euros, si bien, al retirarse las acusaciones, “el principio acusatorio que rige en nuestro proceso penal obliga al dictado de una sentencia absolutoria”.

Además, durante el juicio, los imputados reconocieron que usaban la empresa Quidam 21 durante el concurso de acreedores “para no perder clientes” porque creían que era la única forma de continuar y salvar la empresa así como de pagar a sus trabajadores.

Se da la circunstancia de que este proceso penal se produjo apenas un mes después de que el determinará que el concurso de acreedores de esta empresa fue “fortuito”, es decir, sin responsabilidad en las causas de insolvencia.

MÉRITO REGIONAL Y PIONEROS

Con esta sentencia se cierran los procedimientos judiciales iniciados desde que en septiembre de 2012 el juzgado de Instrucción número 4 de Ciudad Real y de lo Mercantil declarará a Alquimia en concurso voluntario de acreedores.

llegó a ser por su labor medioambiental pionera que, además, se creó por profesionales universitarios para ser referentes en el aprovechamiento de aguas, residuos y suelos para la obtención de energía a partir de materiales no reutilizables o reciclables.

Sin embargo la llegada de la crisis y algunos incendios, el más grave de ellos en 2011, acabó con el futuro de esta empresa fundada en 2005 como un proyecto innovador y muy ambicioso.